Podcasts de historia

Historial de votación de Ohio - Historial

Historial de votación de Ohio - Historial

1828270,975Andrew Jackson139,41251.4John Q Adams131,56348.6
1832323,393Andrew Jackson168,49752.1Henry Clay154,89647.9
1836305,343Martin Van Buren166,79554.6William Harrison138,54845.4
1840441,543William Harrison226,00151.2Martin VaN Buren212,73348.2
1844485,882James Polk237,58848.9Henry Clay232,48247.8
1848455,944Zachary Taylor218,58347.9Lewis Cass114,31925.1
1852522,294Frankilin Pierce262,08350.2Winfield Scott234,88245
1856596,486James Buchann195,87832.8John Fremont276,00446.3
1860675,156Abraham Lincoln362,64653.7Stephen Douglas312,51046.3
1864730,721Abraham Lincoln368,73550.5George McClelan361,98649.5
1868849,771Beca Ulises419,88849.4Horatio Seymour429,88350.6
1872828,020Beca Ulises440,73853.2Horace Greeley387,28246.8
18761,015,503Rutherford Hayes489,20748.2Samuel Tilden521,94951.4
18801,103,945James Garfield555,54450.3Winfield Scott534,51148.4
18841,167,003Grover Cleveland563,04848.2James Blaine562,00148.2
18881,319,748Benjamin Harrison650,33849.3Grover Cleveland635,96548.2
18921,336,793Grover Cleveland654,86849Benjamin Harrison609,35045.6
18961,423,876William McKinley819,83857.6William Bryant551,36938.7
19001,548,043William McKinley822,01353.1William Bryant678,46243.8
19041,617,765Theo. Roosevelt859,53353.1Alton Parker683,98142.3
19081,638,350William Taft870,07053.1William Bryant667,46840.7
19121,588,315Woodrow Wilson655,57341.3Theo. Roosevelt390,09324.6
19161,706,305Woodrow Wilson759,42644.5Charles Hughes879,23851.5
19202,898,513Warren Harding1,871,16764.6James Cox781,23827
19243,263,939Calvin Coolidge1,820,05855.8John Davis950,79629.1
19284,405,626Herbert Hoover2,193,34449.8Alfred Smith2,089,86347.4
19324,405,626Franklin Roosevelt2,193,34449.8Herbert Hoover2,089,86347.4
19365,596,398Franklin Roosevelt3,293,22258.8Alfred Landon2,180,67039
19406,301,596Franklin Roosevelt3,251,91851.6Wendell Will3,027,47848
19446,316,790Franklin Roosevelt3,304,23852.3Thomas Dewey2,987,64747.3
19486,177,337Harry Truman2,780,20445Thomas Dewey2,841,16346
19527,128,239Dwight Eisenhower3,952,81355.5Adlai Stevenson3,104,60143.6
19567,095,971Dwight Eisenhower4,345,50661.2Adlai Stevenson2,747,94438.7
19607,291,079John F. Kennedy3,830,08552.5Richard Nixon3,446,41947.3
19647,166,275Lyndon Johnson4,913,10268.6Barry Goldwater2,243,55931.3
19686,791,688Richard Nixon3,007,93244.3Hubert Humphrey3,378,47049.7
19727,165,919Richard Nixon4,192,77858.5George McGovern2,951,08441.2
19766,534,170Jimmy Carter3,389,55851.9Gerald Ford3,100,79147.5
19806,201,959Ronald Reagan2,893,83146.7Jimmy Carter2,728,37244
19846,806,810Ronald Reagan3,664,76353.8Walter Mondale3,119,60945.8
19886,485,683George Bush3,081,87147.5Michael Dukais3,347,88251.6
19926,926,925Bill Clinton3,444,45049.7George Bush2,346,64933.9
19965,859,936William Clint3,513,19159.95Bob Dole1,861,19831.76%
20006,821,999George W. Bush2,403,37435.2Al Gore4,107,69760.2
20047,391,036George W. Bush2,962,56740.1John Kerry4,314,28058.4
20085,670,055Barack Obama2,933,38851.7%John McCain2,674,49147.2%

La historia de exclusión del registro de votantes se remonta a 1800

La toma de posesión de George Washington como primer presidente de los Estados Unidos.

Montaje de archivo / Getty Images

Cuando George Washington fue elegido como el primer presidente de los EE. UU. En 1789, ganó con un deslizamiento de tierra, asegurando 69 de los 69 votos electorales disponibles. Pero solo una parte muy limitada de la población había votado, ya que los propietarios blancos eran el único grupo de estadounidenses a los que se les permitía participar en las elecciones.

Algunos de los padres fundadores querían mantenerlo así. John Adams advirtió en una carta de 1776 que expandir los derechos de voto a otras partes de la población era una idea & # x201Cdangerous & # x201D. & # x201C Surgirán nuevos reclamos. Las mujeres exigirán un voto. Los muchachos de 12 a 21 años pensarán que sus Derechos no están suficientemente atendidos, y todo Hombre, que no tenga un Farthing, exigirá una Voz igual a cualquier otro en todos los Actos de Estado, & # x201D, escribió.

A pesar de las dudas de Adams & # x2019, los derechos de voto finalmente se ampliaron & # x2014by & # xA01856, la propiedad de la propiedad ya no era un factor, en 1870 los afroamericanos aseguraron el derecho al voto, seguidos por las mujeres en 1920 y los nativos americanos en 1924. Pero un sistema de estado El registro de votantes ejecutado, establecido por primera vez en Massachusetts en 1800, a menudo ha demostrado ser más un obstáculo para los posibles votantes que una invitación a participar en la democracia.

& # x201C En algunos lugares, el registro de votantes se diseñó para obstaculizar las maquinarias políticas y dificultar que la gente se registre y vote, & # x201D dice Alex Keysarr, historiador de la Universidad de Harvard y autor del libro El derecho al voto: la controvertida historia de la democracia en los Estados Unidos. & # x201CA Después de algunas disputas tempranas, las máquinas en general aprendieron cómo hacer frente a las nuevas reglas de registro y se aseguraron de que su gente estuviera registrada y votando. Pero a muchos trabajadores inmigrantes y, por supuesto, a los afroamericanos de otros lugares, se les impidió votar. & # X201D

Los esfuerzos en varios estados para crear sistemas de registro de votantes tenían el propósito declarado de traer, como dice Keysarr, & # x201elecciones honestas, justas y no corruptas & # x201D de las que los votantes se beneficiaron. Pero el registro de votantes también se convirtió en un campo de batalla en todo el país con facciones políticas en competencia que manipulan la ejecución de estas leyes para favorecer los votos de su lado.

El registro de votantes se estableció para prevenir el fraude, pero a veces lo creó.

En todos los estados, los registros de votantes se estancaron en la legislación en las décadas posteriores a la creación del sistema de Massachusetts. Algunos estados de Nueva Inglaterra siguieron su ejemplo, pero la mayoría no hizo nada hasta que los esfuerzos masivos en el norte después de 1860 hicieron que los registros parecieran necesarios. Cuando finalmente se desarrollaron los sistemas, en su mayoría estaban confinados a las grandes ciudades.

Pennsylvania & # x2019s 1836 leyes de registro de votantes en Filadelfia muestran cómo algunos registros de votantes terminaron limitando a los votantes, & # xA0Keysarr escribe. Los opositores acusaron que el registro de votantes creó más fraude de lo que previno y fue diseñado intencionalmente para reducir el número de votantes en la ciudad, entregando el control de la legislación estatal a los votantes rurales. No era infrecuente que los votantes de Filadelfia se presentaran a las urnas solo para encontrar sus nombres eliminados de los documentos oficiales. Cuando se intentó hacer el registro en todo el estado, fue fácilmente derrotado.

El crecimiento urbano y la inmigración después de la Guerra Civil estadounidense estimularon el establecimiento de más registros de votantes, pero algunos acusan que la campaña tuvo más que ver con los estadounidenses negros que se mudaron al norte y el deseo de suprimir su voz política.

Dondequiera que se establecieran registros de votantes, siguieron intentos furtivos de controlar los nombres que aparecían en las listas de votantes. El registro durante esta era posterior a la Guerra Civil se logró principalmente yendo de puerta en puerta, por lo que no fue difícil evitar el registro de ciudadanos pobres y otros considerados indeseables por partidos políticos corruptos. Y los sistemas estaban plagados de fraudes que permitían un registro falso.

Debido a las batallas políticas destinadas a corregir la corrupción, las leyes de registro generalmente cambiaban constantemente y los votantes tenían dificultades para hacer un seguimiento de cómo y cuándo registrarse.

Las leyes de registro podrían ser cómicamente restrictivas.

Algunos esfuerzos para limitar el registro fueron cómicamente restrictivos, escribe Keysarr. Por ejemplo, que en 1885, Ohio permitió que los votantes se registren solo en siete días seleccionados durante el año hasta que un tribunal anuló la ley.

Una ley de Nueva Jersey de 1867 estipulaba que el registro solo se permitía el jueves antes de las elecciones y que cualquier persona podía disputar un registro. En la vecina ciudad de Nueva York en 1908, el registro de votantes se llevó a cabo el sábado judío y durante Yom Kipur como una forma de mantener a los judíos, muchos de los cuales eran socialistas, lejos de las urnas.

Dado que la corrupción siguió siendo una preocupación, los estados recurrieron a la idea de tener una autoridad estatal central, no afiliada, que supervisara las elecciones. En 1913, Nebraska creó un registro permanente con un comisionado electoral que se convertiría en el modelo estándar, basado en los esfuerzos de Boston y Chicago.

Para la Primera Guerra Mundial, la mayoría de los estados tenían leyes de registro de votantes, pero las controversias nunca desaparecieron. En 1920, la Decimocuarta Enmienda permitió a los estados decidir qué delitos permitirían la pérdida de los derechos de voto, lo que, dice Keysarr, se ha utilizado para purgar a grandes segmentos de la población (en su mayoría negros) de las listas. La Ley de Derechos Electorales de 1965 buscó & # xA0 superar las barreras legales a nivel estatal y local que impedían a los estadounidenses negros ejercer su derecho al voto. & # XA0

Keysarr estima que, si bien las leyes de registro han reducido el fraude, también han disuadido a millones de votantes de ejercer su derecho.

& # x201C Cualquier sistema de registro de votantes está lidiando con compensaciones entre prevenir el fraude y hacer que las urnas sean accesibles, & # x201D Keysarr. & # x201C El diablo estaba y está en los detalles, como lo estamos viendo ahora en Georgia, Dakota del Norte y otros lugares. Muchas de las controversias actuales tienen características similares a las del norte y el sur en la década de 1890. & # X201D


Asociación de sufragio femenino de Ohio

La Asociación de Sufragio Femenino de Ohio fue uno de los primeros grupos sufragistas de mujeres en Ohio.

Después del final de la Guerra Civil estadounidense, algunas personas creían que a las mujeres se les otorgaría el derecho al voto cuando los ex esclavos obtuvieran el derecho al voto. Cuando esto no sucedió, las mujeres de todo Estados Unidos comenzaron a organizarse y reclamar el derecho al voto. En la década de 1870, había treinta y una organizaciones diferentes de sufragio femenino en Ohio, cada una centrada en una comunidad o un condado. En este momento, no existía una organización estatal eficaz.

No fue hasta mayo de 1885 que se formó en Painesville la Asociación de Sufragio Femenino de Ohio (OWSA). Para evitar la política partidista, sus miembros optaron por no afiliar la organización a ninguno de los grupos nacionales de sufragio femenino de esta época. En cambio, se centraron principalmente en una campaña para cambiar las leyes locales y estatales que prohibían a las mujeres votar. A diferencia de muchas organizaciones de mujeres a fines del siglo XIX, la OWSA no discriminó y alentó a las mujeres afroamericanas a participar en sus esfuerzos.

A principios del siglo XX, la Asociación de Sufragio Femenino de Ohio se hizo aún más vocal. El grupo organizó un desfile por el sufragio femenino en Columbus el 27 de agosto de 1912. Ese mismo año, la asociación también comenzó a hacer campaña a favor de una enmienda constitucional estatal que otorgara a las mujeres el derecho al voto. A pesar de una serie de problemas de recaudación de fondos y otros desafíos, la Asociación de Sufragio Femenino de Ohio continuó celebrando reuniones y desfiles hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial. aprobación de la Decimonovena Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos en 1920. Ohio fue el quinto estado en ratificar esta enmienda.


Contenido

Un fósil que data entre 11.727 y 11.424 a. C. indicó que los paleoindios cazaban animales grandes, incluido el perezoso terrestre de Jefferson, utilizando herramientas de piedra. [1] Los antepasados ​​posteriores de los nativos americanos fueron conocidos como los pueblos arcaicos. Culturas sucesivas sofisticadas, como Adena, Hopewell y Fort Ancient, construyeron movimientos de tierra monumentales como monumentos masivos, algunos de los cuales han sobrevivido hasta el presente.

El período Arcaico tardío presentó el desarrollo de economías de subsistencia focales y la regionalización de culturas. Las culturas regionales en Ohio incluyen la cultura Maple Creek del suroeste de Ohio, la cultura Glacial Kame del oeste de Ohio (especialmente el noroeste de Ohio) y las culturas Red Ochre y Old Copper en gran parte del norte de Ohio. Flint Ridge, ubicado en el actual condado de Licking, proporcionó pedernal, una materia prima y un bien comercial extremadamente importante. Se han encontrado objetos hechos con pedernal de Flint Ridge tan al este como la costa atlántica, tan al oeste como Kansas City y tan al sur como Louisiana, lo que demuestra la amplia red de culturas comerciales prehistóricas. [ cita necesaria ]

Alrededor del 800 a. C., las culturas arcaicas tardías fueron suplantadas por la cultura Adena. Los Adenas fueron constructores de montículos. Muchos de sus miles de montículos en Ohio han sobrevivido. Después de la cultura Adena estuvo la cultura Hopewell (c. 100 a c. 400 E.C.), que también construyó sofisticados montículos y terraplenes, algunos de los cuales sobreviven en Hopewell y Newark Earthworks. Utilizaron sus construcciones como observatorios astronómicos y lugares de celebración ritual. La cultura de Fort Ancient también construyó montículos, incluidos algunos montículos de efigies. Los investigadores consideraron por primera vez al Serpent Mound en el condado de Adams, Ohio, como un montículo de Adena. Es el montículo de efigies más grande de los Estados Unidos y uno de los monumentos más conocidos de Ohio. Los eruditos creen que puede haber sido un trabajo más reciente de la gente de Fort Ancient. [ cita necesaria ] Solo en el sur de Ohio, los arqueólogos han identificado 10000 montículos utilizados como sitios de entierro y han excavado otros 1000 recintos con paredes de tierra, incluida una enorme fortificación con una circunferencia de aproximadamente 3,5 millas, que encierra alrededor de 100 acres. Ahora sabemos por una gran variedad de elementos encontrados en las tumbas de los montículos: grandes espadas ceremoniales astilladas de formaciones rocosas de obsidiana en el Parque Nacional de Yellowstone, petos en relieve, adornos y armas fabricadas con pepitas de cobre de la región de los Grandes Lagos, objetos decorativos cortados de láminas de mica de los Apalaches del sur, conchas de la costa atlántica y adornos hechos con dientes de tiburón y cocodrilo y conchas del Golfo de México, que los constructores de montículos participaron en una vasta red comercial que unió a cientos de nativos americanos en todo el continente. [2] También se ha descubierto que los asentamientos de la era Hopewell eran ciudades solo por la densidad de población, con miles de residentes en su apogeo.

Sin embargo, después del colapso de Hopewell, quedó poco o nada más que pequeñas aldeas agrícolas no afiliadas hasta después del 900 d.C., cuando nuevas culturas comenzaron a emerger lentamente. En algún momento, presumiblemente entre los años 1100 y 1300 d.C., el pueblo iroqués comenzó a expandir agresivamente su influencia, conquistando Ohio desde el noreste y desplazando muchas de las culturas preexistentes en la región de los Grandes Lagos.

Cuando los europeos modernos comenzaron a llegar a América del Norte, comerciaron con numerosas tribus nativas americanas (también conocidas como indias americanas) por pieles a cambio de bienes. En el año 1600 d.C., Ohio se dividió entre varias tribus nativas que formaban parte de tres culturas: iroquesas, algonquianas y siuanas. Las tribus que conocemos por su nombre fueron Erie en el noreste, Mascouten al norte del río Maumee, Miami en el oeste y Mosopelea en el sureste. Fort Ancients ocupaba el sur y otro grupo llamado The Monongahela Culture se extendía ligeramente hacia el este de Ohio, justo al sur del Erie, desde el otro lado del río Ohio. Pero, una combinación de guerra y enfermedad diezmó rápidamente a la población local antes de que pudiera tener lugar mucha interacción y todas las tribus, excepto Miami, fueron expulsadas permanentemente o destruidas.

Cuando la Confederación Iroquesa agotó el castor y otros animales de caza en su territorio en la región de Nueva York, lanzaron una guerra conocida como las Guerras de los Castor, destruyendo o dispersando a los habitantes contemporáneos de la región. Durante las guerras de los castores en la década de 1650, los iroqueses casi destruyeron el Erie a lo largo de la orilla del lago Erie. En general, lograron expandir su territorio a través de la costa norte de los lagos Ontario y Erie, a lo largo de Ohio, Indiana y el sur de Michigan y al sur desde su patria original en Nueva York, hasta el río James en Virginia cuando la guerra parece haber terminado. terminó oficialmente en 1701, pero los franceses comenzaron a ayudar a otras personas nativas que habían huido hacia el oeste y tomaron casi toda esa tierra para sí mismos, nombrándola la Colonia de Illinois.

Durante la guerra, la tribu Sauk y Fox, que eran personas algonquinas desplazadas del valle del río Ottawa en Canadá, emigraron a Ohio y Michigan antes de que los iroqueses los llevaran rápidamente hasta Minnesota. Después de la guerra, Ohio pertenecía principalmente a solo iroqueses y algonquianos: los Mingo / Séneca, los Shawnee, los Lenape / Delaware, los Miami, los Ottawa / Mississauga / Chippewa (que no debe confundirse con los Ottawa que todavía formaban parte del Anishinaabeg del lago Superior, o los algonquinos del río Ottawa), el Wyandot y el Guyandotte / Little Mingo. Los Shawnee emigraron del sureste y a veces eran conocidos como Savannah, los Lenape se habían trasladado desde Nueva Jersey y los Ottawa y Wyandot parecen haberse formado a partir de Algonquian, Huron y Anishinaabeg capturados por los iroqueses durante la guerra, quienes se liberaron de sus control. Los Guyandotte pueden haber estado relacionados con una pequeña tribu iroquesa llamada Petun, que también había sido destruida en la guerra.

Se sabía que los nativos de Ohio cultivaban diferentes variedades de maíz, frijoles Lima y calabaza. Los Hopewell también habían domesticado Goosefoot, una variante local de la quinua, así como Sunflower, pero Fort Ancients cambió el pie de gallina por maíz cuando llegó en el siglo XIV. Parece que la calabaza es la planta domesticada más antigua del valle del río Ohio.

Beaver Wars Editar

En 1608, el explorador francés y fundador de la ciudad de Quebec, Samuel Champlain, se puso del lado de los pueblos iroqueses del río Ottawa, algonquinos, hurones y de San Lorenzo que vivían a lo largo del río San Lorenzo contra la Confederación Iroquesa ("Cinco Naciones") que vivía en lo que ahora es alto y el estado occidental de Nueva York en lo que se conoció como la Guerra de Ticonderoga. El resultado fue una enemistad duradera de la Confederación iroquesa hacia los franceses, lo que hizo que se pusieran del lado de los comerciantes de pieles holandeses que subían por el río Hudson alrededor de 1626. [3] Pero, como los holandeses temían darles armas de fuego a los iroqueses, más tarde encontraron nuevos aliados, presumiblemente los ingleses, 30 años antes de que los ingleses hubieran reclamado formalmente las tierras iroquesas.

Con estas armas más sofisticadas, las Cinco Naciones casi exterminaron [ cita necesaria ] los hurones y todos los demás nativos americanos que vivían inmediatamente al oeste en el país de Ohio durante las guerras de los castores, que comenzaron en 1632. El uso de armas modernas por parte de las cinco naciones hizo que las guerras se volvieran más mortíferas. Los historiadores consideran que Beaver Wars fue uno de los conflictos más sangrientos de la historia de América del Norte.

Alrededor de 1664, las Cinco Naciones se convirtieron oficialmente en socios comerciales de los británicos, que conquistaron Nueva Holanda (rebautizada como Nueva York) de los holandeses.

Las Cinco Naciones ampliaron su territorio por derecho de conquista. El número de tribus que les rindieron homenaje realineó el mapa tribal del este de América del Norte. Varias grandes confederaciones fueron destruidas o reubicadas, incluidas Huron, Neutral, Erie, Susquehannock, Miami, Weskerini Algonquian, Kichesipirini Algonquian, Mascouten, Fox, Sauk, Petun, Manahoac y Saponi-Tutelo. Las Cinco Naciones empujaron a varias tribus orientales hacia el río Mississippi e incluso a través del mismo, así como al sur, hacia las Carolinas. Después de que los guerreros de las Cinco Naciones fueron derrotados entre 1670 y 1701, los franceses y sus aliados tomaron el control, pero las guerras franco-indias entre Inglaterra, Francia y todos sus aliados nativos restantes comenzaron solo unos años después. Varias pequeñas guerras entre los dos países de Europa se extendieron a América y se utilizaron como excusa para intentar apoderarse de más territorio. A finales de la década de 1750, toda la antigua colonia de Illinois había sido conquistada y rebautizada como Ohio Country. [4] [5]

Guerra de Dunmore editar

Después de las guerras franco-indias, se produjo una guerra final inmediatamente antes de la guerra revolucionaria. La Guerra de Dunmore se libró entre los ingleses y Shawnee aproximadamente entre Yellow Creek en el condado de Columbiana y la frontera entre Virginia Occidental y Kentucky.Los lugareños ingleses afirmaron que los Shawnee habían estado robando ganado, pero luego se llegó a la conclusión de que habían mentido para facilitar una guerra. De los dos jefes Shawnee que lucharon en la guerra, la familia del jefe Logan fue perseguida y asesinada y se dice que el jefe Cornstalk maldijo la tierra donde una vez estuvo su aldea. [6]

Entre los Mingo Séneca, el hermano del Jefe Plantador de Maíz, un Falso Rostro (Chamán Iroquois) de alto rango reelaboró ​​la antigua religión Iroquois en la Iglesia Longhouse cuando estaba en Ohio. Esta versión de la religión iroquesa asumió varios elementos cristianos (creencia en el infierno, degradación de todas las deidades aparte del Creador a algo parecido a ángeles / demonios y reuniones regulares de la Iglesia) mientras mantiene vivas la mayoría de las antiguas fiestas y ceremonias y todavía es practicada por la mayoría. miembros de la Confederación Iroquesa hoy. [7]

Nueva Francia Editar

En el siglo XVII, los franceses fueron los primeros europeos modernos en explorar lo que se conoció como Ohio Country. [8] En 1663, se convirtió en parte de Nueva Francia, una provincia real del Imperio francés, y el noreste de Ohio fue explorado por Robert La Salle en 1669. [9]

Durante el siglo XVIII, los franceses establecieron un sistema de puestos comerciales para controlar el comercio de pieles en la región, vinculado a sus asentamientos en el Canadá actual y lo que llamaron el país de Illinois a lo largo del río Mississippi. Fort Miami, en el sitio del actual St. Joseph, Michigan, fue construido en 1680 por el gobernador general de Nueva Francia, Louis de Buade de Frontenac. [10] Construyeron Fort Sandoské en 1750 (y quizás un puesto comercial fortificado en Junundat en 1754). [10]

En la década de 1730, la presión demográfica de las colonias europeas en expansión en la costa atlántica obligó a varios grupos de nativos americanos a trasladarse al país de Ohio. Desde el este llegaron Delaware y Shawnee, y Wyandot y Ottawa desde el norte. Los Miami vivían en lo que ahora es el oeste de Ohio. El Mingo se formó a partir de los iroqueses que emigraron al oeste hacia las tierras de Ohio, así como algunos restos de refugiados de otras tribus.

Christopher Gist fue uno de los primeros exploradores de habla inglesa en viajar y escribir sobre Ohio Country en 1749. Cuando comerciantes británicos como George Croghan comenzaron a hacer negocios en Ohio Country, los franceses y sus aliados del norte de India los expulsaron. En 1752, los franceses asaltaron la ciudad india de Miami de Pickawillany (moderno Piqua, Ohio). Los franceses comenzaron la ocupación militar del valle de Ohio en 1753.

Guerra francesa e india Editar

A mediados del siglo XVIII, los comerciantes británicos rivalizaban con los comerciantes franceses de la zona. [11] Habían ocupado un puesto comercial llamado Fuerte de Loramie, que los franceses atacaron desde Canadá en 1752, renombrándolo por un francés llamado Loramie y estableciendo un puesto comercial allí. A principios de la década de 1750, la Compañía de Ohio envió a George Washington al país de Ohio para realizar un estudio, y la lucha por el control del territorio desencadenaría la guerra entre Francia e India. Fue en Ohio Country donde George Washington perdió la Batalla de Fort Necessity ante Louis Coulon de Villiers en 1754, y la posterior Batalla de Monongahela ante Charles Michel de Langlade y Jean-Daniel Dumas para retomar el país en 1755. El Tratado de París cedió el país a Gran Bretaña en 1763. Durante este período, el país estuvo habitualmente envuelto en disturbios, con masacres y batallas entre las tribus.

Imperio Británico Editar

Antes de la Revolución Estadounidense, Gran Bretaña ejercía escasamente la soberanía sobre el país de Ohio mediante la guarnición indiferente de los fuertes franceses. [12] Un poco más allá de Ohio Country estaba la gran capital de Miami, Kekionga, que se convirtió en el centro del comercio y la influencia británicos en Ohio Country y en todo el futuro Territorio del Noroeste. Por la Proclamación Real de 1763, los colonos prohibieron el asentamiento de las tierras británicas al oeste de los Apalaches. El Tratado de Fort Stanwix en 1768 reservó explícitamente las tierras al norte y al oeste de Ohio como tierras indígenas. La ocupación militar británica en la región contribuyó al estallido de la Rebelión de Pontiac en 1763. Los indios de Ohio participaron en esa guerra hasta que una expedición armada en Ohio dirigida por el coronel Henry Bouquet provocó una tregua. Otra expedición militar colonial al país de Ohio en 1774 puso fin a la guerra de Lord Dunmore. Lord Dunmore construyó Fort Gower en el río Hocking en 1774. En 1774, Gran Bretaña aprobó la Ley de Quebec que anexó formalmente Ohio y otras tierras occidentales a la provincia de Quebec para proporcionar un gobierno civil y centralizar la administración británica de la comercio de pieles. Se mantuvo la prohibición de asentarse al oeste de los Apalaches, lo que contribuyó a la Revolución Americana. [10]

Revolución americana Editar

Como resultado de las hazañas de George Rogers Clark en 1778, Ohio Country (incluido el territorio del futuro estado de Ohio), así como el este de Illinois Country, se convirtió en el condado de Illinois, Virginia, por reclamo de conquista bajo el estatuto de la colonia de Virginia. El condado se disolvió en 1782 y se cedió a los Estados Unidos.

Durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, los nativos americanos del país de Ohio estaban divididos sobre a qué lado apoyar. Por ejemplo, el líder de Shawnee Blue Jacket y el líder de Delaware Buckongahelas se puso del lado de los británicos. Cornstalk (Shawnee) y White Eyes (Delaware) buscaron permanecer amistosos con los colonos rebeldes. Hubo grandes luchas en 1782. [13] Sin embargo, los hombres de la frontera colonial estadounidense a menudo no diferenciaban entre indios amistosos y hostiles. Cornstalk fue asesinado por milicianos estadounidenses, y White Eyes pudo haberlo sido. Uno de los incidentes más trágicos de la guerra, el asesinato de 96 cristianos de Delaware por milicianos estadounidenses de Pensilvania el 8 de marzo de 1782 en el pueblo misionero moravo de Gnadenhutten, conocido como la masacre de Gnadenhutten, tuvo lugar en Ohio. [14] En mayo de ese año, el amigo íntimo de George Washington, William Crawford, fue capturado mientras dirigía una expedición contra Lenape en Upper Sandusky, Ohio. Aunque Crawford no estaba en Gnadenhutten, en venganza, fue torturado durante horas y luego quemado en la hoguera.

Con la victoria estadounidense en la Guerra Revolucionaria, los británicos cedieron Ohio y su territorio en el oeste hasta el río Mississippi a la nueva nación. Entre 1784 y 1789, los estados de Virginia, Massachusetts y Connecticut cedieron sus anteriores reclamaciones territoriales en Ohio Country al Congreso, pero Virginia y Connecticut mantuvieron reservas. [15] Estas áreas se conocían como el Distrito Militar de Virginia y la Reserva Occidental de Connecticut. [16] [17]

Rufus Putnam, el "padre de Ohio" Editar

Rufus Putnam sirvió en capacidades importantes tanto en la Guerra Francesa e India como en la Guerra Revolucionaria Estadounidense. Fue uno de los hombres más respetados en los primeros años de Estados Unidos. [18]


Los resultados olvidados y la promesa futura de la votación de elección clasificada en Ohio

Ohio tiene una rica historia como campo de batalla electoral. En consecuencia, también tiene un historial profundo de ser el frente de las luchas que abarcan la privación del derecho al voto de los votantes, la manipulación y la representación justa. El examen histórico de esta lucha revela que las comunidades de Ohio tienen un historial de utilizar el voto por elección clasificada (RCV) como un medio para combatir los intereses partidistas que durante mucho tiempo han inundado el estado. Ohio debería mirar su uso pasado de RCV para encontrar soluciones a sus problemas electorales actuales. Las ciudades de Ohio fueron las primeras en la nación en adoptar el voto único transferible (STV), como parte de sus esfuerzos de reforma. STV es la forma proporcional y de múltiples ganadores de RCV defendida por FairVote.

Los reformadores progresistas de principios del siglo XX, respondiendo a las preocupaciones de gobernanza y al poder desproporcionado de los jefes de partido, ayudaron a liderar campañas para adoptar STV en Ashtabula (1915), Cleveland (1924), Cincinnati (1925), Hamilton (1926) y Toledo (1935). La historia de por qué esas ciudades adoptaron STV y cómo los sistemas RCV llegaron a ser víctimas de su propio éxito, sigue siendo relevante un siglo después.

A principios del siglo XX, como en el presente, la proporción de escaños en el Congreso de Ohio ganados por cualquier partido político tenía poco que ver con el porcentaje de votos emitidos en todo el estado para los candidatos al Congreso de cada partido. Los distritos electorales controlados por Alemania, entre otros factores, dieron como resultado una representación claramente no proporcional. Sin embargo, a diferencia de hoy, la falta de técnicas sofisticadas de dibujo de mapas y el hiperpartidismo significaba que el cambio de un pequeño margen de votos de un partido al otro podía llevar a un número significativo de distritos al campo del otro partido. El control del partido de la delegación de Ohio oscilaba entre los republicanos y los demócratas en el último cuarto del siglo XIX, y cada partido aprovechó su ventaja temporal al redistribuir los distritos, buscando ganar un punto de apoyo manipulando el trazado de los distritos. Entre 1876 y 1886, cada elección trajo consigo la promulgación de un nuevo plan de distritos.

En una crítica que todavía es importante hoy en día, James A. Garfield, un congresista republicano de Ohio y futuro presidente, lamentó que el gerrymandering y las primeras elecciones posteriores a las elecciones dieron como resultado elecciones desproporcionadas. Los distritos de Ohio, dijo, hicieron que “una gran parte de las personas votantes se vean privadas de sus derechos de forma permanente. Hay alrededor de diez mil votantes demócratas en mi distrito, y han estado votando allí durante los últimos cuarenta años, sin ninguna esperanza de tener un Representante en este piso que de tener uno en los Comunes de Gran Bretaña ".

Pero no todas las elecciones fueron tan impulsadas por distritos. Los escaños de la cámara estatal de Ohio se eligieron de grandes distritos multinominales que proporcionaban una diversidad política relativamente mayor que los distritos federales de un solo miembro. En 1857, 1889 y 1893, se iniciaron las enmiendas constitucionales de Ohio para cambiar los distritos de varios miembros para los legisladores estatales en distritos de un solo miembro, y posteriormente se derrotaron. Estas propuestas fueron rechazadas por votantes conscientes del poder de la manipulación en distritos uninominales y recelosos de replicar el problema de la manipulación en los distritos estatales de Ohio.

Centrarse en las ciudades

Los reformadores progresistas en Ohio no solo buscaron rechazar nuevos intentos de manipular. También experimentaron con la reforma electoral para curar los males del partidismo. Primero vieron las florecientes ciudades de Ohio como oportunidades para experimentar con formas más justas de gobierno y sistemas más proporcionales para elegir a los titulares de cargos, con la esperanza de eventualmente exportar estos sistemas a elecciones estatales y nacionales. En Ashtabula, Cleveland, Cincinnati, Hamilton y Toledo, estas reformas incluyeron cambiar las elecciones del consejo de la ciudad de ganador tomar todos los formatos a elecciones de elección por ranking. Las elecciones anteriores a STV a menudo habían estado dominadas por jefes de partido en estas ciudades que eran elegidos de distritos únicos. El sistema de distritos fue acusado de elegir a funcionarios que no respondían a las necesidades de los ciudadanos que no formaban parte de su base de votantes. La votación por orden de preferencia se consideraba entonces y ahora se considera una forma más justa de proporcionar una representación elegida que responda mejor a las necesidades de los ciudadanos y refleje mejor la composición de la población de una ciudad. Siguiendo el ejemplo de Ohio, otras ciudades de todo el país adoptaron métodos RCV, incluidas Cambridge, Nueva York, Boulder y Kalamazoo.

STV en las ciudades de Ohio tuvo éxito. Además de agregar nuevas perspectivas políticas y tener elecciones bien organizadas, todas las ciudades que adoptaron STV comenzaron a elegir miembros de grupos minoritarios en un número mucho mayor después de la adopción. Cincinnati, Hamilton y Toledo eligieron a sus primeros miembros del consejo municipal afroamericanos después de adoptar STV. Cleveland había elegido a un afroamericano solitario para su consejo de la ciudad a través de elecciones de distrito de un solo miembro antes de adoptar STV en 1924. Eligió a tres afroamericanos en los años posteriores a la adopción de STV, un número que reflejaba proporcionalmente la población afroamericana de la ciudad en ese momento. En 1950, mientras que sólo el 15 por ciento de la población de Cincinnati era afroamericana, el 22 por ciento de los miembros de su consejo eran afroamericanos debido a las elecciones de STV. Otros grupos minoritarios cohesionados en ese momento, como los católicos irlandeses y los polacos estadounidenses, también pudieron asegurar una mayor representación bajo STV. Las mujeres también se beneficiaron. Ninguna mujer había sido elegida en Cleveland antes de las elecciones de STV. Ocho mujeres fueron elegidas en el transcurso de solo cinco elecciones que utilizaron STV.

Las ganancias de grupos previamente no representados causaron revuelo en el orden social. STV funcionó tan bien en la elección de miembros del consejo que reflejaban la composición de sus ciudades, los jefes de partido y los intereses comerciales se preocuparon por limitar el acceso político de poblaciones "indeseables". A medida que los grupos minoritarios obtuvieron poder electoral en proporción a su número, y a medida que más miembros de esos grupos fueron elegidos para cargos públicos, los opositores a la reforma pudieron explotar las ansiedades raciales, lo que finalmente llevó a la derogación de STV.

STV enfrentó por primera vez los desafíos judiciales de los opositores a la reforma. En particular, un ejemplo de la creciente diversidad de la nación ayudó a salvar a STV. La Corte Suprema de Ohio confirmó STV en 1923 en una opinión de Florence E. Allen, la primera jueza en servir en una corte suprema estatal. Después de que el STV fuera declarado constitucional en la corte, los opositores a la reforma cambiaron de táctica para centrarse en las urnas. 49 iniciativas de votación en ciudades estadounidenses se centraron en derogar los sistemas STV entre 1920 y 1961, y 21 finalmente tuvieron éxito. Las cinco ciudades de Ohio que adoptaron la votación STV finalmente la revocaron.

Ashtabula fue el primero en derogar RCV en 1929, después de tres intentos. Las elecciones de STV, en lo que se convertiría en un patrón frecuente, provocaron una reacción violenta después de elegir a grupos previamente no representados. Después de las elecciones prominentes de miembros italianos, irlandeses y polacos de la comunidad, Ashtabula Star-Beacon aprobó la derogación de STV, escribiendo que “las minorías están sobrerrepresentadas”. La afirmación era falsa. Aunque los protestantes blancos constituían una minoría numérica en Ashtabula, estaban acostumbrados a ocupar la mayoría de los escaños del consejo de la ciudad. Las minorías étnicas en Ashtabula fueron elegidas proporcionalmente de acuerdo con su población bajo RCV, pero la presencia visible de funcionarios electos de minorías étnicas provocó preocupación entre los miembros de clase alta de la comunidad.

En particular, un pequeño aumento en la inmigración italiana después de la Primera Guerra Mundial y la posterior elección de los concejales italianos provocaron una intensa reacción violenta. El animus contra los considerados extranjeros se amplió para describir el sistema de votación que permitía a estas comunidades étnicas elegir a los miembros de su elección para el consejo. Los ataques motivados al sistema RCV de Ashtabula se evidencian en cartas locales al editor que se refieren al sistema de votación como "europeo", "antiamericano" y "con sabor a bolchevismo". 12 Dos de los siete concejales de la ciudad eran italianos en las elecciones de STV de 1919, 1925 y 1929. Después de la exitosa repetición de STV, sólo un concejal italiano fue elegido. Cumplieron un solo mandato en 1933, a pesar de que los italoamericanos eran el grupo étnico más grande de la ciudad.

Cleveland derogó STV en 1931, en su quinto intento. Los dos principales partidos políticos allí se opusieron a STV, que con frecuencia colaboraban para controlar los distritos de las ciudades a través del favoritismo y el soborno al estilo de los jefes de partido. La corrupción política, junto con la política racial, impulsó la mayoría de los esfuerzos de revocación, con tácticas sospechosas utilizadas en las campañas de revocación. En el primer intento de derogar el STV en Cleveland, se introdujo un plan de sistema de barrio como medida de votación que reemplaza al STV. Como evidencia de artimañas, se emitieron menos votos a favor del plan de reemplazo que el número de firmas que supuestamente se habían reunido válidamente para solicitar el reemplazo del sistema RCV. Después de la derogación de STV por parte de Cleveland en 1931, la representación de las mujeres se desplomó, y ninguna mujer fue elegida para el concejo municipal hasta 1949.

Los afroamericanos de Cleveland se beneficiaron de las elecciones de STV, y la representación afroamericana en el consejo de la ciudad aumentó de un miembro a tres. A pesar de esta ganancia, los defensores de la RCV en ese momento no estaban interesados ​​en acercarse a la comunidad afroamericana, o en dar a conocer los avances logrados por los afroamericanos, debido a las actitudes raciales del período.

En Hamilton, la historia fue muy parecida. Los candidatos afroamericanos fueron elegidos por primera vez en la historia de la ciudad bajo STV. Después de la derogación de STV en 1960, los afroamericanos perdieron toda representación en el consejo de la ciudad. Del mismo modo, las mujeres lograron representación en Hamilton en las elecciones de STV, pero no pudieron ganar (y tenían menos probabilidades de postularse) en los cinco años posteriores a su derogación.

De manera similar, Toledo tenía una población afroamericana del 8 por ciento durante el período de sus elecciones de STV, y pudo elegir al primer miembro negro al consejo de la ciudad en la historia de la ciudad para el consejo de nueve miembros. Esto les dio una representación aproximadamente proporcional, hasta que la derogación de STV en 1951 resultó en que ese miembro del consejo perdiera su asiento.

En general, la derogación de STV en las ciudades de Ohio requirió múltiples campañas organizadas por intereses arraigados y se caracterizaron por una animadversión racial y política. Después de la derogación de STV, el ayuntamiento de cada ciudad se volvió menos reflejo de su composición demográfica, eligió a menos mujeres y minorías y cedió una mayor influencia a la política de partidos tradicional. Muchas ciudades derogaron STV y regresaron a elecciones generales en las que el ganador se lo lleva todo. Otros cambiaron a elecciones de distrito dominadas por jefes de partido.

La derogación de los sistemas de votación por orden de preferencia tuvo graves consecuencias para la representación de las minorías y la salud cívica de las ciudades de Ohio. Cincinnati, por ejemplo, sufrió dos disturbios raciales en la década posterior a la derogación de STV. En 1967, el año del primer motín, la población negra de Cincinnati había llegado a 135.000 de los 500.000 residentes de la ciudad. En la década de 1950 había más representación en el consejo de la ciudad (bajo STV), incluso con una población afroamericana mucho menor. Los afroamericanos atribuyeron esto con razón a la dilución deliberada de su voto mediante la abolición del sistema electoral STV. La Comisión Asesora Nacional sobre Desórdenes Civiles, investigando las causas de los disturbios raciales en todo el país, encontró que el voto en general, el ganador se lo lleva todo, contribuyó a que muchos residentes afroamericanos urbanos se sintieran sin representación en muchas ciudades estadounidenses. Su informe dice: “[E] t está claro que [el ganador se lo lleva todo], la representación en general, que actualmente es la práctica en muchas ciudades estadounidenses, no les da a los miembros de la comunidad minoritaria un sentimiento de participación o interés en el gobierno de la ciudad . Además, esta forma de representación diluye el impacto político normal de las presiones generadas por un barrio o distrito en particular ".

Cincinnati continuaría experimentando una intensa acritud racial y sería escenario de disturbios en 1968 y 2001.

Reaprendiendo lecciones antiguas

Los reformadores progresistas nunca lograron su sueño de un sistema electoral más justo y representativo en Ohio. En parte, esto se debió a las actitudes raciales que tenía la población, incluidos muchos de los mismos reformadores. Sin embargo, desde una perspectiva moderna, el período de experimentación cívica de Ohio con las elecciones de STV parece un éxito que debería repetirse.

Los distritos del Congreso de Ohio solo se han vuelto más manipulados, pero la Ley de Representación Justa, que implementaría un sistema STV nacional para las elecciones del Congreso, solucionaría los problemas de trazado de líneas y los distritos manipulados que Ohio ha enfrentado desde principios del siglo XX. A nivel local, los sistemas de STV en las principales ciudades de Ohio son tradiciones históricas que vale la pena repetir. Actualmente, muchos municipios usan RCV de un solo ganador (aunque Cambridge continúa usando elecciones de STV de múltiples ganadores) para producir resultados más proporcionales y justos en sus comunidades.Las elecciones de 2018 con sistemas RCV tienen una participación de votantes que superó las expectativas, una implementación fluida y económica, pocos errores y ganadores elegidos con amplias bases de apoyo que a menudo reflejan la diversidad de sus residentes.

A principios del siglo XX, RCV podría haberse adelantado a su tiempo. Hoy en día, las elecciones más justas en las que los votantes tienen poder están muy atrasadas. Los legisladores, los tribunales y los ciudadanos deben volver a aprender las lecciones del uso de RCV en Ohio e implementarlo una vez más para abordar los desafíos actuales del estado.


Miembro Partido Años) Cong
ress
Historia electoral
Distrito creado el 4 de marzo de 1813

John Alexander
Demócrata-Republicano 4 de marzo de 1813 -
3 de marzo de 1817
13
14
Elegido en 1812.
Reelegido en 1814.
Reelección perdida.

John Wilson Campbell
Demócrata-Republicano 4 de marzo de 1817 -
3 de marzo de 1823
15
16 °
17
Elegido en 1816.
Reelegido en 1818.
Reelegido en 1820.
Redistribuido al quinto distrito.
Thomas R. Ross Demócrata-Republicano 4 de marzo de 1823 -
3 de marzo de 1825
18 Redistribuido del primer distrito y reelegido en 1822.
Reelección perdida.

John Woods
Anti-Jacksoniano 4 de marzo de 1825 -
3 de marzo de 1829
19
Vigésimo
Elegido en 1824.
Reelegido en 1826.
Reelección perdida.
James Shields Jacksonian 4 de marzo de 1829 -
3 de marzo de 1831
21 Elegido en 1828.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Thomas Corwin
Anti-Jacksoniano 4 de marzo de 1831 -
3 de marzo de 1833
22 Elegido en 1830.
Redistribuido en el cuarto distrito.
Taylor Webster Jacksonian 4 de marzo de 1833 -
3 de marzo de 1837
23
24
25
Elegido en 1832.
Reelegido en 1834.
Reelegido en 1836.
[ datos desconocidos / faltantes ]
Democrático 4 de marzo de 1837 -
3 de marzo de 1839

John B. Weller
Democrático 4 de marzo de 1839 -
3 de marzo de 1845
26
27
28
Elegido en 1838.
Reelegido en 1840.
Reelegido en 1843.
[ datos desconocidos / faltantes ]
Francis A. Cunningham Democrático 4 de marzo de 1845 -
3 de marzo de 1847
29 Elegido en 1844.
[ datos desconocidos / faltantes ]

David Fisher
Whig 4 de marzo de 1847 -
3 de marzo de 1849
30 Elegido en 1846.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Lewis D. Campbell
Whig 4 de marzo de 1849 -
3 de marzo de 1853
31
32º
Elegido en 1848.
Reelegido en 1850.
Redistribuido en el 3er distrito.

John Scott Harrison
Whig 4 de marzo de 1853 -
3 de marzo de 1855
33º
34º
Elegido en 1852.
Reelegido en 1854.
[ datos desconocidos / faltantes ]
Oposición 4 de marzo de 1855 -
3 de marzo de 1857

William S. Groesbeck
Democrático 4 de marzo de 1857 -
3 de marzo de 1859
35º Elegido en 1856.
[ datos desconocidos / faltantes ]

John A. Gurley
Republicano 4 de marzo de 1859 -
3 de marzo de 1863
36º
37º
Elegido en 1858.
Reelegido en 1860.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Alexander Long
Democrático 4 de marzo de 1863 -
3 de marzo de 1865
38º Elegido en 1862.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Rutherford B. Hayes
Republicano 4 de marzo de 1865 -
20 de julio de 1867
39º
40º
Elegido en 1864.
Retirado para postularse para gobernador de Ohio.
Vacante 20 de julio de 1867 -
21 de noviembre de 1867
40º

Samuel Fenton Cary
Republicano independiente 21 de noviembre de 1867 -
3 de marzo de 1869
Elegido para terminar el mandato de Hayes.
Reelegido en 1866.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Trabajo E. Stevenson
Republicano 4 de marzo de 1869 -
3 de marzo de 1873
41º
42º
Elegido en 1868.
Reelegido en 1870.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Henry B. Banning
Republicano liberal 4 de marzo de 1873 -
3 de marzo de 1875
43º
44º
45
Elegido en 1872.
Reelegido en 1874.
Reelegido en 1876.
[ datos desconocidos / faltantes ]
Democrático 4 de marzo de 1875 -
3 de marzo de 1879

Thomas L. Young
Republicano 4 de marzo de 1879 -
3 de marzo de 1883
46º
47º
Elegido en 1878.
Reelegido en 1880.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Isaac M. Jordan
Democrático 4 de marzo de 1883 -
3 de marzo de 1885
48º Elegido en 1882.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Charles Elwood Marrón
Republicano 4 de marzo de 1885 -
3 de marzo de 1889
49º
50
Elegido en 1884.
Reelegido en 1886.
[ datos desconocidos / faltantes ]

John A. Caldwell
Republicano 4 de marzo de 1889 -
4 de mayo de 1894
51º
52º
53º
Elegido en 1888.
Reelegido en 1890.
Reelegido en 1892.
Dimitió cuando fue elegido alcalde de Cincinnati.
Vacante 4 de mayo de 1894 -
3 de diciembre de 1894
53º

Jacob H. Bromwell
Republicano 3 de diciembre de 1894 -
3 de marzo de 1903
53º
54º
55º
56º
57º
Elegido para terminar el mandato de Caldwell.
Reelegido en 1894.
Reelegido en 1896.
Reelegido en 1898.
Reelegido en 1900.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Herman P. Goebel
Republicano 4 de marzo de 1903 -
3 de marzo de 1911
58º
59º
60º
61º
Elegido en 1902.
Reelegido en 1904.
Reelegido en 1906.
Reelegido en 1908.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Alfred G. Allen
Democrático 4 de marzo de 1911 -
3 de marzo de 1917
62º
63º
64º
Elegido en 1910.
Reelegido en 1912.
Reelegido en 1914.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Víctor Heintz
Republicano 4 de marzo de 1917 -
3 de marzo de 1919
65º Elegido en 1916.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Ambrose E. B. Stephens
Republicano 4 de marzo de 1919 -
12 de febrero de 1927
66º
67º
68º
69
Elegido en 1918.
Reelegido en 1920.
Reelegido en 1922.
Reelegido en 1924.
Reelegido en 1926.
Murió.
Vacante 12 de febrero de 1927 -
8 de noviembre de 1927
69
70º
Charles Tatgenhorst Jr. Republicano 8 de noviembre de 1927 -
3 de marzo de 1929
70º Elegido para terminar el mandato de Stephens.
[ datos desconocidos / faltantes ]

William E. Hess
Republicano 4 de marzo de 1929 -
3 de enero de 1937
71º
72º
73º
74º
Elegido en 1928.
Reelegido en 1930.
Reelegido en 1932.
Reelegido en 1934.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Herbert S. Bigelow
Democrático 3 de enero de 1937 -
3 de enero de 1939
75º Elegido en 1936.
[ datos desconocidos / faltantes ]

William E. Hess
Republicano 3 de enero de 1939 -
3 de enero de 1949
76º
77º
78º
79º
80º
Elegido en 1938.
Reelegido en 1940.
Reelegido en 1942.
Reelegido en 1944.
Reelegido en 1946.
[ datos desconocidos / faltantes ]
Earl T. Wagner Democrático 3 de enero de 1949 -
3 de enero de 1951
81º Elegido en 1948.
[ datos desconocidos / faltantes ]

William E. Hess
Republicano 3 de enero de 1951 -
3 de enero de 1961
82º
83º
84º
85º
86º
Elegido en 1950.
Reelegido en 1952.
Reelegido en 1954.
Reelegido en 1956.
Reelegido en 1958.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Donald D. Clancy
Republicano 3 de enero de 1961 -
3 de enero de 1977
84º
85º
86º
87º
88º
89º
90
91
92º
93º
94º
Elegido en 1960.
Reelegido en 1962.
Reelegido en 1964.
Reelegido en 1966.
Reelegido en 1968.
Reelegido en 1970.
Reelegido en 1972.
Reelegido en 1974.
[ datos desconocidos / faltantes ]

Tom Luken
Democrático 3 de enero de 1977 -
3 de enero de 1983
95º
96º
97º
Elegido en 1976.
Reelegido en 1978.
Reelegido en 1980.
Redistribuido al 1er distrito.

Bill Gradison
Republicano 3 de enero de 1983 -
31 de enero de 1993
98º
99º
100
101º
102º
103º
Redistribuido del primer distrito y reelegido en 1982.
Reelegido en 1984.
Reelegido en 1986.
Reelegido en 1988.
Reelegido en 1990.
Reelegido en 1992.
Renunciar.
Vacante 31 de enero de 1993 -
4 de mayo de 1993
103º

Rob Portman
Republicano 4 de mayo de 1993 -
29 de abril de 2005
103º
104º
105º
106º
107º
108º
109º
Elegido para terminar el mandato de Gradison.
Reelegido en 1994.
Reelegido en 1996.
Reelegido en 1998.
Reelegido en 2000.
Reelegido en 2002.
Renunció para convertirse en Representante Comercial de EE. UU.
Vacante 29 de abril de 2005 -
2 de agosto de 2005
109º

Jean Schmidt
Republicano 2 de agosto de 2005 -
3 de enero de 2013
109º
110º
111º
112º
Elegido para terminar el mandato de Portman.
Reelegido en 2004.
Reelegido en 2006.
Reelegido en 2008.
Reelegido en 2010.
Renominación perdida.

Brad Wenstrup
Republicano 3 de enero de 2013 -
regalo
113º
114º
115º
116º
117º
Elegido en 2012.
Reelegido en 2014.
Reelegido en 2016.
Reelegido en 2018.
Reelegido en 2020.
[ datos desconocidos / faltantes ]

El siguiente cuadro muestra los resultados electorales históricos.

Año Democrático Republicano Otro
1920 Thomas H. Morrow: 41.781 Y A. E. B. Stephens (Titular): 47.797 John Partridge: 1.291
1922 John R. Quane: 30,051 Y A. E. B. Stephens (Titular): 39,898 Charles A. Herbst (FL): 4,001
1924 Robert J. O'Donnell: 34,118 Y A. E. B. Stephens (Titular): 47,331
1926 Robert J. O'Donnell: 26 322 Y A. E. B. Stephens (Titular): 36,608
1928 James H. Cleveland: 54,332 Y William E. Hess: 63,605
1930 Charles W. Sawyer: 45,761 Y William E. Hess (Titular): 46,347
1932 Edward F. Alexander: 57,258 Y William E. Hess (Titular): 58,971
1934 Charles E. Miller: 41,701 Y William E. Hess (Titular): 51,171
1936 Y Herbert S. Bigelow: 67,213 William E. Hess (titular): 62.546
1938 Herbert S. Bigelow (titular): 42,773 Y William E. Hess: 61,480
1940 James E. O'Connell: 60.410 Y William E. Hess (Titular): 77,769
1942 Nicholas Bauer: 29,823 Y William E. Hess (Titular): 53.083
1944 J. Harry Moore: 61 473 Y William E. Hess (Titular): 78,185
1946 Francis G. Davis: 39,112 Y William E. Hess (Titular): 67,067
1948 Y Earl T. Wagner: 75,062 William E. Hess (titular): 66,968
1950 Earl T. Wagner (titular): 62,542 Y William E. Hess: 69,543
1952 Conde T. Wagner: 69,341 Y William E. Hess (Titular): 90,417
1954 Conde T. Wagner: 49,690 Y William E. Hess (Titular): 69,695
1956 James T. Dewan: 57,554 Y William E. Hess (Titular): 109,099
1958 James O. Bradley: 71.674 Y William E. Hess (Titular): 86,656
1960 H. A. Arena: 87,531 Y Donald D. Clancy: 118,046
1962 H. A. Arena: 62,733 Y Donald D. Clancy (Titular): 105,750
1964 H. A. Arena: 79,824 Y Donald D. Clancy (Titular): 122,487
1966 Thomas E. Anderson: 42,367 Y Donald D. Clancy (Titular): 102,313
1968 Don Driehaus: 52,327 Y Donald D. Clancy (Titular): 108,157
1970 Gerald N. "Jerry" Springer: 60.860 Y Donald D. Clancy (Titular): 77,071
1972 Penny Manes: 65.237 Y Donald D. Clancy (Titular): 109,961
1974 Edward W. Wolterman: 67.685 Y Donald D. Clancy (Titular): 71,512
1976 Y Thomas A. Luken: 88,178 Donald D. Clancy (titular): 83.459
1978 Y Thomas A. Luken (Titular) (Titular): 64.522 Stanley J. Aronoff: 58.716
1980 Y Thomas A. Luken (Titular) (Titular): 103,423 Thearon "Tom" Atkins: 72,693
1982 William J. Luttmer: 53,169 Y Willis D. Gradison Jr. (Titular): [a] 97.434 Joseph I. Lombardo: 1.827
Charles K. Shrout Jr. (izq.): 2948
1984 Thomas J. Porter: 68.597 Y Willis D. Gradison Jr. (Titular): 149,856
1986 William F. Stineman: 43.448 Y Willis D. Gradison Jr. (Titular): 105,061
1988 Chuck R. Stidham: 58.637 Y Willis D. Gradison Jr. (Titular): 153,162
1990 Tyrone K. Yates: 57,345 Y Willis D. Gradison Jr. (Titular): 103,817
1992 Thomas R. Chandler: 75,924 Y Willis D. Gradison Jr. (Titular): 177,720
1993 (especial) [b] Lee Hornberger: 22.652 Y Robert J. Portman: 53,020
1994 Les Mann: 43.730 Y Robert J. Portman (Titular): 150,128
1996 Thomas R. Chandler: 58,715 Y Robert J. Portman (Titular): 186,853 Kathleen M. McKnight (N): 13.905
1998 Charles W. Sanders: 49,293 Y Robert J. Portman (Titular): 154,344
2000 Charles W. Sanders: 64.091 Y Robert J. Portman (Titular): 204,184 Robert E. Bidwell (izq.): 9.266
2002 Charles W. Sanders: 48.785 Y Robert J. Portman (Titular): 139,218
2004 Charles W. Sanders: 87,156 Y Robert J. Portman (Titular): 221,785
2005 (especial) [c] Paul Hackett: 55,151 Y Jean Schmidt: 59,132
2006 Victoria Wulsin: 117.595 Y Jean Schmidt (Titular): 120,112
2008 Victoria Wulsin: 124.076 Y Jean Schmidt (Titular): 148,500 David Krikorian: 58,650 James Condit: 30
2010 Surya Yalamanchili: 80.139 Y Jean Schmidt (Titular): 136,120 Marc Johnson (Libertario) 15,867
2012 [5] William Smith: 137.082 Y Brad Wenstrup: 194,299
2014 [6] Marek Tyszkiewicz: 68.453 Y Brad Wenstrup (Titular): 132.658
2016 [7] William Smith: 111.694 Y Brad Wenstrup (Titular): 221,193 Janet Everhard (demócrata por escrito): 7.392
2018 Jill Schiller: 119,333 Y Brad Wenstrup (Titular): 166,714 Jim Condit Jr .: 3.608 David Baker: 8
2020 Castillo de Jaime: 146.781 Y Brad Wenstrup (Titular): 230,430

Elecciones especiales de 2005 Editar

El distrito no ha elegido a un demócrata desde que Tom Luken ganó las elecciones especiales de 1974.

El 2 de agosto de 2005, se llevaron a cabo elecciones para elegir un Representante de los Estados Unidos para reemplazar a Rob Portman, quien renunció a su puesto el 29 de abril de 2005 para convertirse en Representante de Comercio de los Estados Unidos. El candidato republicano Jean Schmidt derrotó al demócrata Paul Hackett en una elección sorprendentemente cerrada.

Schmidt derrotó a la demócrata Victoria Wells Wulsin, una médica de Indian Hill, en las elecciones generales de noviembre.


Votación ausente en la Guerra Civil: Portada de Ohio

Portada de la Guerra Civil para enviar por correo la hoja de recuento de las elecciones estatales de 1864 de los votantes militares de fuera del estado.

Algunos de los votantes elegibles del condado de Highland, Ohio, no estaban en casa para las elecciones estatales de octubre de 1864. El servicio con el ejército de la Unión los había traído a Atlanta, Georgia. Sin embargo, con una disposición reciente promulgada por la legislatura de Ohio, pudieron votar en ausencia. Este sobre preimpreso contenía una hoja de recuento de votos de los soldados del condado de Highland en el Hospital de Campo de la 2ª División del 23º Cuerpo de Ejército.

Durante la Guerra Civil, Ohio extendió el voto al personal militar estacionado fuera de sus distritos de origen. Los precedentes datan de la legislación de 1813 de Pensilvania durante la Guerra de 1812 (promulgada nuevamente en 1839) y Nueva Jersey en 1815. Entre 1861 y 1862, seis de los once estados confederados concedieron el voto en ausencia para los militares. Para los estados del norte, la pregunta sobre la votación aumentó a medida que aumentaba el número de soldados y marineros.

En junio de 1862, Missouri fue el primero de la Unión en hacer concesiones. El tema ganó urgencia en previsión de las elecciones nacionales de 1864. Los debates en las legislaturas estatales siguieron los intereses de los partidos. Los políticos tendían a apoyar el sufragio militar fuera del estado si se esperaba que estos votos favorecieran al partido, y el electorado militar se inclinaba hacia los candidatos republicanos. La mayoría de los estados de la Unión concedieron el voto en ausencia a los miembros del servicio militar a tiempo para la carrera presidencial de 1864 entre el actual republicano Abraham Lincoln y el candidato demócrata George McClellan.

Dibujo de soldados de Pensilvania votando por William Waud, publicado en Harper's Weekly, 29 de octubre de 1864. Cortesía de la Biblioteca del Congreso.

Cada estado también tuvo que averiguar cómo presentarían sus votos los hombres del frente. El envío de votos por poder, boletas o actas de escrutinio fue parte de los procedimientos de votación en ausencia de 1864 para Connecticut, Nueva York, Ohio, Pensilvania y Virginia Occidental (Carter, págs. 2-15). Los soldados y marineros votaron en campamentos y hospitales bajo inspección in situ por parte de empleados designados o funcionarios estatales. Por ejemplo, los funcionarios de Pensilvania prepararon materiales de envío para transmitir los votos reunidos en el frente. El funcionario estatal David McKelvy enumeró "Libros de encuestas y listas de recuentos, copias de leyes, destacamentos, sobres y 960 sellos de orden de compra de 12 centavos y 320 sellos de orden de compra de 3 centavos" en la cuenta de su viaje para supervisar la votación en el campo (McKelvy p. 390) .

Ohio produjo sobres para las elecciones estatales y nacionales. Al igual que el sobre para las elecciones estatales de octubre de 1864, la esquina superior izquierda del sobre estaba marcada como "elección presidencial" para su uso con la boleta electoral nacional en noviembre. Las fundas pueden ser transportadas por la oficina de correos o por una empresa de mensajería urgente. Las papeletas de guerra para esta elección estatal incluyeron escaños para representantes del Congreso y el secretario de estado. El voto ausente en esta elección representó el nueve por ciento de los votos (Beaton p. 77). En la elección presidencial, los votantes militares ausentes calificados de Ohio (hombres blancos mayores de 21 años) emitieron el 12 por ciento de todos los votos (Beaton p. 78). La mayoría de los habitantes de Ohio, tanto militares como civiles, votaron por la reelección del presidente Lincoln.


¿Líneas de votación anticipada de cuarto de milla de Ohio & # x27s? Así es como se ve la supresión de votantes

La votación anticipada en persona comenzó en Ohio esta semana, y en las ciudades más grandes del estado, fue un desastre total. En Columbus, la línea se extendía por un cuarto de milla. En el condado de Cuyahoga, la espera de horas comenzó antes de que se abrieran las urnas.

Todo esto era completamente predecible.Gracias a una ley del estado de Ohio aprobada en 2006 por una legislatura controlada por los republicanos y firmada por un gobernador republicano, el número de sitios de votación anticipada en persona está limitado a solo uno por condado. Eso significa que el condado de Vinton, un bastión republicano en el sureste del estado que alberga a solo 13.500 habitantes de Ohio, tiene aproximadamente 97 veces más lugares de votación por votante que el condado de Franklin, el bastión azul profundo con una población de más de 1.3 millones.

La oficina de Frank LaRose, el principal funcionario electoral de Ohio, tuiteó recientemente que "las líneas se deben al entusiasmo". Pero culpar a los votantes por las largas filas que soportan ignora la enorme e intencional disparidad de recursos entre las partes más y menos pobladas del estado. Los políticos de Ohio han hecho que la votación sea mucho más fácil para los republicanos y mucho más difícil para los demócratas. Pero lo que hace que las filas innecesariamente largas que han aparecido en las ciudades de Ohio sean particularmente notables es que no son simplemente el resultado de una mala gestión electoral o un acto ad hoc de supresión de votantes. En cambio, reflejan una visión de la democracia que prioriza las preferencias imaginarias de la tierra sobre las preferencias reales de las personas y, al hacerlo, socava el principio de “Una persona, un voto”.

Para comprender exactamente qué hace que las acciones de los políticos republicanos de Ohio sean tan insidiosas y tan antitéticas para la democracia moderna, es importante comprender la historia de Una persona, un voto, un concepto que suena intemporal, pero que de hecho es más joven que George Clooney. A principios del siglo XX, cuando los estadounidenses comenzaron a migrar del campo a las ciudades, los políticos rurales idearon formas de retener el poder sin tener que retener a la población. La forma más sencilla de hacer esto era evitar volver a trazar los límites de los distritos legislativos cada año. La población de las ciudades creció, pero el número de representantes asignados a ellas no lo hizo.

Para 1960, la representación estadounidense, o la falta de ella, se había vuelto casi una farsa. El condado de Maricopa, Arizona, que contenía la ciudad de Phoenix y más de la mitad de la población del estado, eligió solo un tercio de los representantes del estado en el Congreso. "Un senador estatal representó al condado de Los Ángeles, que tenía una población de más de 6 millones de personas", escriben los autores Seth Stern y Stephen Wermiel, "mientras que otro representó a tres condados rurales del norte de California con una población total de 14.294". El autor Anthony Lewis ofrece un ejemplo de Connecticut: "177.000 ciudadanos de Hartford eligieron a dos miembros de la cámara de representantes del estado, al igual que la ciudad de Colebrook, con una población de 592". (El ejemplo más atroz de lo que los politólogos llaman "mala distribución" fue sin duda alguna en New Hampshire, donde el asambleísta de un distrito representaba una circunscripción de tres).

Otra estrategia que los políticos utilizaron para mantener el control a pesar del menguante apoyo popular fue distribuir el poder por condado en lugar de por población. El más infame de ellos fue el "sistema de unidades de condado" de Georgia. Creado en 1917, el sistema le dio a cada condado un número determinado de votos en las primarias demócratas: los condados urbanos recibieron seis votos, las ciudades recibieron cuatro y los condados rurales recibieron dos. El condado de Fulton de Atlanta tenía una población 80 veces mayor que la de los tres condados menos poblados juntos, sin embargo, recibieron seis votos idénticos. Debido a que los demócratas dominaban Georgia, el ganador de las primarias del partido fue el ganador de facto de las elecciones generales, lo que convirtió al sistema de unidades del condado en una herramienta poderosa para privar de sus derechos a los votantes urbanos en general y a los votantes negros (que tenían más probabilidades de vivir en ciudades). en particular.

Este tipo de esquemas de representación sesgada eran inmorales. Pero durante la mayor parte del siglo XX, no fueron ilegales. Durante décadas, la corte suprema sostuvo que las poblaciones de los distritos eran una cuestión política que el poder judicial no tenía por qué decidir. Pero en 1962, los jueces concluyeron que la mala distribución no podía corregirse mediante el proceso electoral normal. Dejó a los votantes impotentes para reclamar su poder. En Baker v Carr, el juez William Brennan declaró que la mala distribución, si es lo suficientemente atroz, violaba la constitución.

Es difícil exagerar el impacto de la decisión de Baker. En los meses siguientes, se eliminaron mapas de distritos en una docena de estados. El sistema de unidades del condado fue anulado. En 1964, la corte dictaminó que los distritos del Congreso, no solo los legislativos estatales, debían tener poblaciones aproximadamente iguales. Como señala Michael Waldman, presidente del Brennan Center for Justice, en The Fight to Vote, 93 de los 99 mapas legislativos estatales se volvieron a dibujar en solo cuatro años.

El presidente del Tribunal Supremo, Earl Warren, calificó más tarde a Baker v Carr como la decisión más importante emitida por su tribunal. También resumió perfectamente el principio detrás de esa decisión. “Los legisladores representan a la gente”, escribió. "No árboles ni acres". Ese principio, que el poder pertenece al pueblo y no a la tierra, es lo que ahora llamamos una persona, un voto.

Sesenta años después de Baker, la división urbano-rural en nuestra política es más marcada que nunca. Los demócratas se han convertido en los partidos de las ciudades y los suburbios más densos, los republicanos en el partido de los exurbs y las zonas rurales. Los demócratas han ganado el voto popular en seis de las últimas siete elecciones presidenciales. Pero si bien el Partido Republicano se ha quedado rezagado entre la gente de Estados Unidos, representa la gran mayoría de los acres y árboles de Estados Unidos.

Lo que nos lleva de regreso a Columbus y Cleveland, donde las filas de votación brutalmente largas han convertido la emisión de una boleta en una hazaña de resistencia. Ya no es posible asignar votos directamente por condado (aunque es probable que eso se pruebe si Amy Coney Barrett se une a la mayoría conservadora existente en la corte). Pero aún es posible asignar los recursos de votación por condado, en un esfuerzo por hacer que la votación sea exponencialmente más difícil para los votantes urbanos que para los rurales. El objetivo del orden de un lugar de votación por condado de LaRose no es diferente al de los políticos que idearon el sistema de unidades del condado de Georgia hace más de 100 años: disminuir el poder político de las ciudades a expensas del campo.

De manera preocupante, pero quizás no sorprendente, no es solo Ohio donde una persona, un voto está bajo ataque. En las elecciones de 2018 de Georgia, Atlanta recibió muchas menos máquinas de votación por votante que los condados rurales más rojos en otras partes del estado. Los estados como Wisconsin han sido manipulados para agrupar a los votantes urbanos en un puñado de distritos y, al mismo tiempo, darles a los votantes rurales tantos representantes como sea posible. A principios de este mes en Texas, el gobernador republicano, Greg Abbott, limitó la cantidad de buzones para las boletas electorales por correo a solo uno por condado, a pesar de que el condado más poblado del estado tiene, y esto no es un error tipográfico, un 2,780,000% más de residentes. que los menos poblados. No es de extrañar que en Houston, largas filas de automóviles estén serpenteando fuera del único lugar de entrega del condado de Harris.

Si hay un lado positivo en todo esto, es que el pueblo estadounidense se ha mostrado dispuesto a luchar por la democracia representativa. Hasta ahora, los ataques a la votación en estados como Ohio y Texas parecen haber fracasado, lo que generó más conciencia, más indignación y, en última instancia, una mayor participación. Pero a largo plazo, los estadounidenses deben tener en cuenta el hecho de que uno de nuestros dos partidos políticos ve cada vez más a la democracia representativa como una molestia o una amenaza.

En las elecciones de 2020, hay buenas razones para esperar que los votantes se pongan de pie para defender nuestro sistema de gobierno. Dicho esto, no deberían tener que hacerlo. La democracia no debería figurar en las urnas cada cuatro años. Si y cuando los demócratas recuperen el control del Congreso, la Casa Blanca o los gobiernos estatales en todo Estados Unidos, tendrán muchos desafíos que enfrentar. Pero nada será más importante, o en última instancia, más esencial para cambiar el rumbo del país, que reafirmar un principio fundamental pero frágil de nuestra democracia: en Estados Unidos, la fuente última de poder es el pueblo. Período.

Este artículo fue enmendado el 15 de octubre de 2020 para aclarar que el número de lugares de votación por condado estaba limitado por los legisladores del estado de Ohio, no por el Secretario de Estado de Ohio, como decía una versión anterior.

David Litt es un redactor de discursos políticos estadounidense y autor de las memorias cómicas Thanks, Obama: My Hopey Changey White House Years.


Historial de votación de Ohio - Historial

HISTORIA DEL VOTO AUSENTE EN LA CONSTITUCIÓN ESTATAL

Por: Terrance Adams, analista legislativa II

Este informe describe la historia de las disposiciones sobre el voto ausente en la constitución estatal. También describe la legislación sobre este tema anterior a su inclusión en la constitución.

Las disposiciones sobre el voto ausente se agregaron por primera vez a la constitución en 1864 (Artículo XIII de las Enmiendas a la Constitución de 1818) para permitir que los soldados de la Guerra Civil votaran por voto ausente. La Asamblea General intentó por primera vez lograr este objetivo a través de una legislación en 1862, pero la Corte Suprema dictaminó que la ley era inconstitucional (Opinión de los Magistrados de la Corte Suprema, 30 Conn. 591, 1862 WL 941 (Conn.)), Por lo que se necesita una enmienda constitucional. La enmienda fue efectiva solo durante la duración de la guerra.

Después de la guerra, el voto ausente no se abordó en la constitución hasta 1932, a través del Artículo XXXIX de las Enmiendas a la Constitución de 1818. (En 1918, la legislatura aprobó una ley temporal de voto ausente para los soldados de la Primera Guerra Mundial). La enmienda de 1932 permitió a la Asamblea General promulgar una legislación que estableciera privilegios de voto ausente para las personas que no podían comparecer en las urnas debido a su ausencia en su ciudad o pueblo. enfermedad o discapacidad física. En 1964, el privilegio se amplió para incluir a las personas cuya religión prohíbe la actividad secular el día de una elección (Artículo XII de las Enmiendas a la Constitución de 1955). Estas disposiciones están ahora codificadas en el Artículo VI, Sección Siete de la constitución actual. La legislación que autoriza el uso de votos ausentes está codificada en CGS 9-135 .

Parece que Connecticut adoptó la enmienda de 1932 en respuesta a la creciente popularidad nacional del voto ausente en ese período de tiempo. Los oradores en una audiencia pública de 1929 expresaron su preocupación de que Connecticut fuera uno de los pocos estados que no lo tenía. Además, una opinión de 1929 del procurador general indicó que el voto ausente sólo podía establecerse mediante una enmienda constitucional y no mediante legislación. La enmienda de 1964 fue impulsada por la práctica en muchos municipios en ese momento de celebrar elecciones el primer lunes de octubre, que con frecuencia entraba en conflicto con las fiestas judías de Rosh Hashaná y Yom Kipur.

La constitución establece las calificaciones de los electores y la hora, el lugar y la forma de votar. El Artículo VI, Sección Siete autoriza a la Asamblea General a permitir que los electores voten en ausencia solo si no pueden comparecer en el lugar de votación el día de la elección debido a (1) ausencia de su ciudad o pueblo de residencia, (2) enfermedad o discapacidad física, o (3) los principios de su religión, que prohíben la actividad secular.

La Asamblea General ejerció su autoridad mediante la promulgación de legislación (codificada en CGS 9-135 ) que permite que cualquier elector calificado vote mediante boleta de voto ausente si:

1. está ausente de su ciudad o pueblo de residencia durante todas las horas de votación

2. está enfermo o discapacitado físicamente

3. los principios de su religión prohíben la actividad secular el día de las primarias, elecciones o referéndum

4. está en servicio activo con las fuerzas armadas de los Estados Unidos o

5. es un funcionario electoral o de referéndum fuera de su distrito de votación y sus funciones lo mantendrán alejado durante todas las horas de votación.

En 2012, la Asamblea General aprobó una resolución que propone una enmienda constitucional para (1) eliminar las restricciones sobre la votación en ausencia y (2) permitir que una persona vote sin comparecer en un lugar de votación el día de las elecciones. Debido a que la resolución no fue aprobada por tres cuartas partes de los votos en cada cámara, se remitirá a la sesión legislativa de 2013, donde debe aprobar cada cámara por mayoría de votos para aparecer en la boleta de las elecciones generales de 2014. Si la mayoría de los votantes en las elecciones generales aprueba la enmienda, pasará a formar parte de la constitución del estado.

1862 Legislación y caso judicial

En 1862, la Asamblea General aprobó & # 8220Una Ley además de una Ley titulada Ley relativa a Electores y Elecciones & # 8221, que permitía a las personas votar si estaban ausentes del estado debido al servicio militar de los EE. UU. Una ley separada requería que el gobernador buscara la opinión de la corte suprema del estado sobre la constitucionalidad de la ley de voto en ausencia.

En diciembre de 1862, el tribunal dictaminó por unanimidad que el acto era inconstitucional con respecto a la elección del gobernador, vicegobernador, tesorero, secretario, contralor y legisladores. El tribunal señaló en primer lugar que si la constitución (1) prescribe de forma clara y suficiente la hora, el lugar y la forma de celebrar las elecciones y (2) no delega ni deja nada a la legislatura, expresa o implícitamente, entonces la legislatura no puede alterar ellos.

Luego sostuvo que la constitución hizo precisamente eso, escribiendo que sus redactores y las personas que la adoptaron pretendían:

colocar todo lo relacionado con la elección de funcionarios estatales y miembros de la Asamblea General fuera del alcance de las legislaturas posteriores & # 8230 fue uno de los principales objetivos de la convención y del pueblo, dirigir explícitamente y exclusivamente, y en cada detalle esencial, cuando donde, y cómo la franquicia electiva debe ejercerse & # 8230 estas disposiciones deben controlar la Asamblea General en todas las exigencias, hasta que sea cambiado por la voluntad suprema del pueblo, expresada en una constitución nueva o enmendada & # 8221 (énfasis en el original).

Enmienda constitucional

El tribunal sostuvo que las disposiciones de la ley violaban las restricciones de la constitución sobre el lugar y la forma de celebrar elecciones. Esto significaba que la concesión de los derechos de voto en ausencia sólo podía lograrse mediante la enmienda de la constitución. En respuesta, tal enmienda fue adoptada en 1864 (Artículo XIII de las Enmiendas a la Constitución de 1818) para permitir que los soldados de la Guerra Civil votaran en ausencia. Solo fue efectivo hasta el final de la guerra y, por lo tanto, solo afectó las elecciones de 1864.

Después de 1864, el voto ausente no se volvió a abordar hasta 1918, cuando la legislatura otorgó derechos de voto ausente a los soldados que servían en la Primera Guerra Mundial (una ley sobre el voto de los electores ausentes del estado en el servicio militar o naval de los Estados Unidos). Aprobó la ley, que se aplicó solo durante la duración de la guerra, en una sesión especial convocada en marzo de 1918 específicamente para ese propósito. La legislatura promulgó la ley a pesar del caso judicial de 1863, pero una opinión de 1929 del fiscal general señaló que nunca se plantearon impugnaciones judiciales a la ley de 1918, y parece que la legislatura no estaba al tanto de ese caso cuando aprobó la ley. Del mismo modo, los testimonios de las audiencias públicas no tenían referencias a posibles cuestiones constitucionales.

El voto ausente para personas que no fueran soldados no se autorizó hasta 1932, cuando el Artículo XXXIX de las Enmiendas a la Constitución de 1818 permitió a la legislatura promulgar leyes de voto ausente para las personas que no podían comparecer en las urnas debido a ausencia de su ciudad o pueblo, enfermedad o discapacidad física. La Asamblea General de 1933 siguió con la aprobación de una legislación que permitía el voto en ausencia de dichas personas.

Parece que Connecticut enmendó su constitución en respuesta a la creciente popularidad nacional del voto ausente en ese período de tiempo. Los oradores en una audiencia pública de 1929 expresaron su preocupación de que Connecticut era uno de los pocos estados que no tenía voto en ausencia y que esta ausencia dañaba la capacidad de voto de algunos electores. Las transcripciones también indican que el voto en ausencia se propuso en Connecticut a lo largo de la década de 1920, pero no se aprobó por una razón u otra. A 1931 Hartford Courant El artículo decía que los viajeros comerciales, en particular, buscaban el cambio.

A diferencia de 1918, la legislatura estaba al tanto de las cuestiones constitucionales relativas al voto en ausencia, y en 1929 consideró tanto una enmienda constitucional como un cambio legislativo. Parece que eligió la enmienda constitucional después de que una opinión de 1929 del fiscal general indicara que un cambio legislativo probablemente se declararía inconstitucional. Haciendo referencia al caso judicial de 1863, el fiscal general escribió que su oficina & # 8220 no debería abogar por la aprobación de ninguna ley, cuya constitucionalidad depende de que la Corte Suprema anule una decisión clara propia sobre el asunto en cuestión & # 8221. También escribió que la ley de 1918 no podía usarse como base para un argumento de que la legislación sería constitucional.

En el momento de la enmienda del voto ausente, la constitución requería que las enmiendas se originaran en la Cámara. Si una enmienda aprobada por la mayoría de la Cámara, se continuaba hasta la siguiente Asamblea General, donde tenía que ser aprobada por una mayoría de dos tercios en cada cámara. El paso final fue que cada municipio celebrara una reunión municipal para votar la enmienda. Si la mayoría de los electores presentes en tales reuniones votaban para aprobar la enmienda, se convertía en parte de la constitución.

El proceso de enmienda del voto ausente comenzó cuando la Cámara aprobó la HR 26 en 1929. En 1931, la Cámara y el Senado aprobaron la HJR 159, seguida de la aprobación de los votantes en 1932.

Una enmienda constitucional de 1964 extendió los privilegios de voto en ausencia a las personas cuya religión prohíbe la actividad secular el día de una elección (Artículo XII de las Enmiendas a la Constitución de 1955). La Asamblea General de 1965 siguió con un cambio conforme al estatuto del voto ausente.

El ímpetu de la enmienda parece ser la práctica en el momento en que numerosos municipios (130 según el Consejo Legislativo, un organismo bipartidista de investigación) celebraban sus elecciones el primer lunes de octubre, lo que frecuentemente entraba en conflicto con las fiestas judías de Rosh Hashaná. y Yom Kipur, durante el cual se prohíbe la actividad secular (incluida la votación).

El Consejo Legislativo estudió el tema por primera vez en 1957 a pedido de varios legisladores y otras personas interesadas.Identificó tres posibles soluciones: (1) retrasar las elecciones municipales en dos días en caso de un feriado religioso, (2) enmendar la constitución para extender los privilegios de voto ausente para incluir tales situaciones, y (3) exigir que las elecciones municipales se celebren el el primer martes después del primer lunes de noviembre.

El consejo recomendó retrasar las elecciones como la mejor solución, pero la legislatura rechazó esta propuesta aparentemente debido a problemas de implementación. Por ejemplo, la legislación propuesta habría permitido una elección retrasada a petición de cinco clérigos ordenados de una religión en particular, pero definir con precisión & # 8220clergyman & # 8221 resultó difícil.

En 1959, el consejo volvió a estudiar el tema y recomendó una enmienda constitucional como solución, y señaló que Maine, Vermont y varios estados del oeste habían autorizado el voto en ausencia para este propósito. Con respecto a las fechas de elección uniformes, afirmó que tal política era muy deseable, pero informó que varios funcionarios municipales se mostraban reacios a cambiar sus fechas tradicionales de elección. (Sin embargo, la legislatura hizo más tarde ese cambio, en 1967, al exigir que las elecciones municipales se llevaran a cabo en noviembre o mayo).

La enmienda de 1964 siguió el mismo proceso de adopción que la enmienda de 1932. Comenzó cuando la Cámara aprobó la HR 32 en 1961. En 1963, la Cámara y el Senado aprobaron la HJR 60, seguida de la aprobación de los votantes en 1964.

TEXTO DE LAS ENMIENDAS CONSTITUCIONALES

Todo elector de este estado que estará en el servicio militar de los Estados Unidos, ya sea como persona reclutada o como voluntario, durante la presente rebelión, cuando se ausente de este estado debido a dicho servicio, tendrá el mismo derecho a votar en cualquier elección de funcionarios estatales, representantes en el congreso y electores del presidente y vicepresidente de los Estados Unidos, como lo hubiera hecho si estuviera presente, en el momento designado para dicha elección, en la ciudad en la que residía en el momento de su alistamiento en tal servicio. Esta disposición no se extenderá en ningún caso a personas en el ejército regular de los Estados Unidos, y cesará y se volverá inoperante y nula al terminar la presente guerra. [La Asamblea General prescribirá por ley de qué manera y en qué momento serán recibidos, contados, devueltos y escrutados los votos de los electores ausentes de este Estado en el servicio militar de los Estados Unidos.]

Arte. 13. Aprobado en agosto, 1864.

La asamblea general tendrá el poder de disponer por ley que los votantes calificados del estado que estén ausentes de la ciudad o pueblo de los que sean habitantes en el momento de una elección o por enfermedad o discapacidad física no puedan presentarse a la votación por ley. lugares de votación en el día de la elección, en la elección de cualquier funcionario a ser elegido o sobre cualquier cuestión que se votará en dicha elección.

SECCIÓN 1. La asamblea general puede disponer por ley que se vote en la elección de cualquier funcionario a ser elegido o sobre cualquier cuestión que se someta a votación en una elección por votantes calificados del estado que no puedan comparecer en el lugar de votación el día de elección por ausencia de la ciudad o pueblo de la que son habitantes o por enfermedad o discapacidad física o porque los principios de su religión prohíben la actividad secular.


Jim Crow eliminó el derecho al voto durante generaciones. Ahora el Partido Republicano está repitiendo la historia.

El 3 de septiembre de 1868, Henry McNeal Turner se levantó para hablar en la Cámara de Representantes de Georgia para luchar por su supervivencia política. Fue uno de los 33 nuevos legisladores estatales negros elegidos ese año en Georgia, un cambio revolucionario en el sur después de 250 años de esclavitud. Se habían registrado ochocientos mil nuevos votantes negros en toda la región, y la proporción de sureños negros que eran elegibles para votar se disparó del 0,5 por ciento en 1866 al 80,5 por ciento dos años después.

Estos legisladores negros habían ayudado a redactar una nueva constitución estatal que garantizaba el derecho al voto de los ex esclavos y llevaban a Georgia de regreso a la Unión. Sin embargo, solo dos meses después de que la 14a Enmienda otorgó plenos derechos de ciudadanía a los afroamericanos, la legislatura de Georgia, dominada por los blancos, presentó un proyecto de ley para expulsar a los legisladores negros, argumentando que la constitución del estado protegía su derecho a votar pero no a ocupar cargos públicos. "Usted lleva al Congreso y al Partido Republicano al odio en este estado", dijo Joseph E. Brown, quien se había desempeñado como gobernador durante los años de la Confederación, cuando "confiere a los negros el derecho a ocupar cargos públicos" en su condición actual. "

Turner se sorprendió. Nacido libre en Carolina del Sur, Abraham Lincoln lo había designado como el primer capellán negro en el Ejército de la Unión. Después de la guerra, se instaló en Macon, la quinta ciudad más grande de Georgia, donde fue elegido miembro de la legislatura. Como gesto de buena voluntad, había presionado para restaurar los derechos de voto de los ex confederados. Pero ahora los miembros blancos de la legislatura, tanto demócratas como republicanos, se estaban volviendo contra sus colegas negros.

El apasionado discurso de Turner se convertiría en un grito de guerra para el movimiento de derechos civiles 100 años después. "¿Soy un hombre?" preguntó. “Si soy así, reclamo los derechos de un hombre. ¿No soy un hombre porque resulta que soy de un tono más oscuro que los honorables caballeros que me rodean?

Pero sus súplicas fueron desatendidas. La legislatura votó para expulsar a los legisladores negros, a quienes ni siquiera se les permitió participar en la votación. "Los derechos sagrados de mi raza", dijo Turner, fueron "destruidos de un solo golpe". Pronto recibió amenazas de muerte del Ku Klux Klan. “No deberíamos sentirnos asombrados ni arrepentidos” si fuera linchado, editorializó el Sol semanal de Columbus, Georgia. Dos semanas después, uno de los legisladores negros derrocados, Philip Joiner, encabezó una marcha hacia la pequeña ciudad de Camilla en el suroeste de Georgia, donde los residentes blancos abrieron fuego, matando a una docena o más de los manifestantes en su mayoría negros.

Y así, la Reconstrucción casi terminó en Georgia casi tan pronto como comenzó. Los republicanos indignados en Washington intentaron restablecerlo, volviendo a poner el estado bajo un gobierno militar, purgando a los ex confederados de la legislatura y devolviendo a los miembros negros sus asientos. Pero en las elecciones de 1870, la mayoría blanca de Georgia se unió para reclamar el estado y expulsar a los miembros negros, respaldada por la violencia del KKK que mantuvo a muchos negros fuera de las urnas. “No hay un lenguaje en el vocabulario del infierno lo suficientemente fuerte como para retratar los atropellos que se han perpetrado”, escribió Turner al senador de Massachusetts Charles Sumner. Cinco años después de que terminó la guerra, los ex confederados habían retomado Georgia. "Los blancos del sur nunca consentirán al gobierno de los negros", dijo el senador demócrata Benjamin Hill. "¡Nunca!" Georgia se convirtió en un modelo de cómo se restauraría la supremacía blanca en todo el sur.

Ciento cincuenta años después, otro legislador de Georgia que representaba a Macon se levantó para defender los derechos por los que había luchado Turner. Al igual que Turner, el senador estatal demócrata David Lucas es un ministro episcopal metodista africano. En 1974, con solo 24 años, se convirtió en el primer miembro negro de la legislatura en representar a Macon desde la Reconstrucción, producto de la segunda Reconstrucción, de la década de 1960, cuando el país aprobó leyes de derechos civiles, incluida la Ley de Derechos Electorales, para restaurar la promesa dilapidada de la primera. Con su Super vuelo traje y motocicleta Honda 750, se destacó entre los buenos chicos del Capitolio estatal.

El 23 de febrero de 2021, Lucas, ahora de 71 años, subió al podio del Senado para oponerse a un nuevo requisito de identificación de votante para las boletas por correo presentado por los republicanos de Georgia. En 2005, los republicanos habían eximido específicamente las boletas por correo de la ley estatal de identificación de votantes, creyendo que más votantes rurales y ancianos serían los que las emitirían. Pero ahora estaban cambiando las reglas después de que la proporción negra de votantes por correo aumentó en 8 puntos en 2020 y la proporción blanca cayó 13 puntos. La medida era uno de los 50 proyectos de ley contra el voto que habían presentado después de que el estado se pusiera azul en noviembre y Donald Trump trató de anular los resultados de las elecciones alegando falsamente una conspiración masiva para manipular la votación.

Lucas, el historiador interno del Caucus Negro Legislativo de Georgia, dijo que el proyecto de ley "me recuerda las elecciones de 1876". Contó la historia de la disputada contienda presidencial que puso a Rutherford B. Hayes en la Casa Blanca con la condición de que retirara las tropas federales del Sur, poniendo fin oficialmente a la Reconstrucción. "Cuando sacaron a las tropas federales", dijo Lucas, "fue cuando tuvimos a Jim Crow y lincharon a la gente".

Esta historia fue personal para Lucas. Cuando tenía 13 años y jugaba al cuadrangular con amigos, la policía lo detuvo y lo acusó falsamente de arrojar una piedra a través del parabrisas de un conductor blanco. Lo llevaron a una tienda de conveniencia, donde el conductor se subió a la parte trasera del auto de la policía, le puso una pistola en la cabeza y "me dijo que me iba a matar", dijo Lucas. Más tarde, como estudiante en la Universidad de Tuskegee, trabajó en las campañas de los primeros legisladores negros electos en Alabama desde la Reconstrucción y trabajó con un profesor negro de ciencias políticas para registrar votantes negros en el área. Mientras recorría las polvorientas carreteras de un pueblo pequeño, los hombres blancos en camionetas pasaban con escopetas y le preguntaban: "¿Por qué inscribes a la gente para votar?"

Después de 45 años en el cargo, les dijo emocionado a sus colegas que no podía creer que todavía tuviera que defender su derecho al voto. El que debería haber sido el principio más fundamental del país sigue siendo el más controvertido. "No iré a casa y les diré a las personas que votaron que les quité el derecho a votar", prometió Lucas en el Senado.

Un mes después, los republicanos de Georgia aprobaron una reescritura radical de las leyes electorales del estado: revertir el acceso a las boletas electorales por correo, limitar los buzones, hacer posible que los grupos de derecha desafíen la elegibilidad de los votantes e impulsar el poder de la legislatura fuertemente manipulada administración electoral. En todo el país, se presentaron casi 400 proyectos de ley en los primeros cinco meses de 2021 para limitar el acceso a la votación, la mayor cantidad de restricciones de votación propuestas a la vez desde el final de la Reconstrucción.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, firmó el proyecto de ley de votación del estado junto con seis hombres republicanos blancos, bajo una pintura de una plantación de esclavos. Cuando Park Cannon, una joven representante estatal demócrata negra de Atlanta, llamó a la puerta del gobernador exigiendo ver la firma, la policía estatal de Georgia la arrestó y la arrastró fuera del Capitolio, acusándola de dos delitos graves (que pronto desaparecieron), una escena que escuchó volviendo a las brutales represiones contra los activistas de derechos civiles del siglo XX. "Si no te gusta que te llamen racista o Jim Crow, entonces deja de actuar como tal", dijo la senadora estatal demócrata Nikki Merritt a sus colegas republicanos blancos después del arresto. El ex candidato a gobernador demócrata Stacey Abrams, fundador del grupo de derechos de voto Fair Fair Action, llamó a la ley & # 8220 Jim Crow con traje y corbata & # 8221.

Durante la Reconstrucción, la igualdad racial se incluyó por primera vez en la Constitución de los Estados Unidos. Fue nada menos que una "segunda fundación", escribió el historiador de la Universidad de Columbia Eric Foner en su libro de 2019 del mismo nombre. Se eligieron legisladores negros pioneros como Turner, y el partido que estaba alineado con los derechos de voto de los negros hizo incursiones en una región dominada durante un siglo por el partido de la supremacía blanca. El gobierno multirracial se convirtió en una realidad donde el gobierno de la minoría blanca había sido la norma.

El derrocamiento de la Reconstrucción fue un duro recordatorio de la fragilidad del progreso en materia de derechos de voto. La segunda Reconstrucción que comenzó en la década de 1960 estuvo marcada por un largo y lento avance que culminó en 2020, cuando los votantes negros acudieron en números récord para elegir a los primeros senadores estadounidenses negros y judíos del estado. "Después de que terminé de llorar, estaba tan eufórico, que Georgia está sola en el sur", dijo el representante estatal Al Williams, quien marchó de Selma a Montgomery con John Lewis y fue arrestado 17 veces durante el movimiento de derechos civiles. "Un judío y un predicador bautista negro, ¿quién lo hubiera pensado?"

Pero la violenta reacción blanca que siguió a esas victorias —un intento de revertir las elecciones, una insurrección en el Capitolio de Estados Unidos, un número récord de proyectos de ley para restringir los derechos de voto— tiene todos los ingredientes de un intento concertado de poner fin a la segunda Reconstrucción.

Los medios han cambiado y se han vuelto menos violentos, pero la idea básica es la misma: imponer restricciones de voto en un lenguaje ciego a la raza para privar de sus derechos a los nuevos votantes y comunidades de color. Una vez más, el partido del agravio blanco está reescribiendo las reglas de la democracia estadounidense para proteger al poder político blanco conservador de la creciente influencia de nuevos grupos demográficos. "Nadie está haciendo una prueba de alfabetización, nadie está poniendo un impuesto de capitación", dice el historiador de Yale David Blight. “Pero hay todo tipo de formas de restringir la votación esta vez. En lugar de una privación total, obviamente lo que buscan es: eliminar el 5 por ciento del voto negro y una vez más podrás ganar Georgia ”.

En agosto de 1890, los ex líderes confederados en Mississippi se reunieron para redactar una nueva constitución estatal que privaría del derecho al voto a los votantes negros de una vez por todas. “Digamos la verdad si estalla el fondo del Universo”, dijo el juez de la Corte Suprema de Mississippi, Solomon S. Calhoon. “Vinimos aquí para excluir al negro. Nada menos que esto responderá ".

La reconstrucción había traído cambios aún mayores a Mississippi que a Georgia porque Mississippi tenía una mayoría negra. Se eligieron más de 225 funcionarios negros, incluidos dos senadores estadounidenses, un congresista, presidente de la Cámara, vicegobernador, secretario de estado y superintendente de educación. Fue el mismo éxito de la Reconstrucción lo que hizo que los habitantes de Mississippi blancos estuvieran tan decididos a derrocarlo.

En 1875, los ex confederados habían retomado el estado siguiendo el modelo de Georgia: los demócratas blancos formaron grupos paramilitares y atacaron las reuniones republicanas, amenazaron con represalias económicas contra los agricultores negros y llenaron las urnas electorales.

“Si un hombre de color decía que se iba a registrar, le aconsejaban que no lo hiciera”, dijo Aurelius Parker, miembro de la legislatura. "Si todavía estaba decidido en su declaración de que se iba a registrar, le dirían que si se registraba, no podía votar". A los que ignoraron esas amenazas se les dijo: "Será mejor que se pasen el lunes cavando una tumba si tienen la intención de votar, porque no se les permitirá vivir".

Los demócratas blancos no siempre estuvieron orgullosos de los métodos que usaban para mantener a los negros fuera de las urnas. "No es ningún secreto que no ha habido un recuento justo en Mississippi desde 1875, que hemos estado preservando el predominio de la gente blanca con métodos revolucionarios", dijo el juez JB Chrisman durante un discurso inusualmente franco en la convención constitucional estatal de 1890. . “En otras palabras, hemos estado llenando las urnas, cometiendo perjurio, y aquí y allá en el estado llevando las elecciones mediante el fraude y la violencia & # 8230 ningún hombre puede estar a favor de perpetuar los métodos electorales que han prevalecido en Mississippi desde 1875 que no es un idiota moral ".

Pronto cambiaron de táctica para lograr el mismo objetivo. Las leyes de Reconstrucción estaban técnicamente todavía en los libros, y si los republicanos, que habían tomado el control unificado del gobierno federal en 1888 por primera vez desde la administración de Grant, aprobaron una nueva legislación para hacer cumplir la 15a Enmienda, que garantizaba a los hombres el derecho al voto. Independientemente de la raza, los negros podrían recuperar su influencia en el estado. Entonces, los demócratas de Mississippi intentaron algo histórico, redactar una nueva constitución estatal "para lograr un electorado bajo el cual podría haber supremacía blanca a través de elecciones honestas", escribió J.S. McNeily del Vicksburg Herald.

La convención constitucional estableció una serie vertiginosa de dispositivos para eliminar el sufragio negro, incluido un impuesto electoral y la descalificación de los posibles votantes que cometieron delitos menores como "obtener bienes con falsos pretextos", delitos por los que se acusó desproporcionadamente a los negros. La pieza central del plan era el requisito de que cualquier votante "pueda leer cualquier sección de la Constitución de este Estado o podrá entenderla cuando se le lea, o dar una interpretación razonable de la misma". Esta “cláusula de comprensión” les dio a los funcionarios electorales blancos locales una tremenda discreción para rechazar a los negros, al tiempo que les permitió votar a los blancos locales que podrían fallar en dicha prueba.

Existen sorprendentes similitudes entre el plan de Mississippi de 1890 y el plan de Georgia de 2021. El mismo patrón que existió durante la Reconstrucción: el derecho al voto de los votantes negros, seguido de la manipulación de las leyes electorales para eliminar los votos negros, que culminó en leyes aprobadas legalmente privar de sus derechos a los votantes negros — se repite hoy.

Trump le dijo al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, que "buscara 11.780 votos" para anular la victoria de Joe Biden, y el abogado de Trump, Rudy Giuliani, pidió a la legislatura estatal que nombrara a sus propios electores presidenciales para anular la voluntad de los votantes. Cuando estos esfuerzos fracasaron, los republicanos de Georgia se apresuraron a cambiar sus leyes de votación para que a los candidatos republicanos les resulte mucho más fácil encontrar esos votos en elecciones futuras, reemplazando los intentos extralegales de manipular las elecciones por otros aparentemente legales.

Los defensores de estas leyes las han defendido de formas inquietantemente similares. Los blancos de Mississippi de la década de 1890 afirmaron que su nueva constitución no tenía nada de racista porque su intención era "corregir el mal, no del sufragio negro per se, sino del sufragio ignorante y degradado", dijo el senador demócrata de Mississippi James Z. George. La "cláusula de entendimiento" era "una ampliación del derecho al voto y no una restricción al mismo", argumentó George, ya que no privó a los votantes del derecho al voto si podían interpretar suficientemente la Constitución, una laguna que, en la práctica, existía para los blancos. , no los negros.

De manera similar, en 2021, Kemp dijo que "no hay nada Jim Crow" en la ley de Georgia y argumentó que "amplía el acceso a las urnas", señalando una disposición que requiere más días de votación los fines de semana. Eso no afectará a los grandes condados del área de Atlanta que ya ofrecían varios días de votación los fines de semana, pero creará más oportunidades de votación para los condados rurales que se inclinan por los republicanos.Kemp tampoco mencionó las 16 disposiciones diferentes que dificultan la votación y que apuntan a los condados metropolitanos de Atlanta con grandes poblaciones negras.

Y ambos planes tenían barreras incorporadas en caso de que no tuvieran éxito en manipular al electorado. En el Mississippi posterior a la Reconstrucción, el vicegobernador y el secretario de estado nombrarían a todos los funcionarios electorales locales, quienes podrían asegurar que los resultados favorecieran a los demócratas blancos. Esta consolidación de la autoridad electoral fue replicada por los demócratas en todo el sur. En Maryland, Carolina del Sur, Florida y Luisiana, el gobernador nombró a los comisionados del condado que seleccionaron a los jueces electorales. En Alabama y Arkansas, los funcionarios electorales fueron elegidos por una junta estatal dirigida por el gobernador en Virginia y Carolina del Norte, la legislatura los nombró.

Este año, después de que Raffensperger rechazara la demanda de Trump de revocar las elecciones, la legislatura de Georgia despojó al secretario de estado de su presidencia y derechos de voto en la junta electoral estatal y, en cambio, los legisladores le dieron a la legislatura el poder de nombrar a la mayoría de los miembros de la junta. La junta, a su vez, tiene la autoridad para hacerse cargo de hasta cuatro juntas electorales del condado que considere de bajo rendimiento. Y desde noviembre, al menos nueve condados controlados por el Partido Republicano han disuelto sus juntas electorales bipartidistas para crear paneles totalmente republicanos. Combinados con una disposición que permite a los grupos de derecha montar un número ilimitado de impugnaciones para la elegibilidad de los votantes, estos cambios facilitarán a los republicanos disputar elecciones cerradas y posiblemente anular los resultados.

Entonces, como ahora, el Congreso tenía el poder de detener la privación del derecho a voto de los votantes negros.

Un mes antes de la convención de Mississippi de 1890, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley patrocinado por el representante de Massachusetts Henry Cabot Lodge que faculta a los supervisores federales para supervisar el registro, la votación y el recuento de boletas en el sur, y otorga a los jueces federales el poder de invalidar elecciones fraudulentas. resultados. "El gobierno que convirtió al hombre negro en ciudadano de los Estados Unidos está obligado a protegerlo en sus derechos como ciudadano de los Estados Unidos, ¡y es un gobierno cobarde si no lo hace!" Dijo Lodge.

Los republicanos del Senado también recibieron con indignación la convención de Mississippi y prometieron aprobar el proyecto de ley Lodge cuando regresaran a la cámara ese otoño. Pero los demócratas protagonizaron un obstruccionismo dramático, el primero de muchos filibusteros liderados por el sur en acabar con la legislación de derechos civiles, dando discursos exhaustivos y utilizando una variedad de interminables demoras procesales para descarrilar el proyecto de ley. El senador George de Mississippi solo pronunció tres discursos maratonianos en oposición. "Nunca sucederá en Mississippi, Florida, Carolina del Sur o cualquier otro Estado del Sur, en ningún Estado de la Unión Americana, que el cuello de la raza blanca estará bajo el pie del Negro". prometió.

Con el apoyo de un grupo de republicanos occidentales de estados mineros escasamente poblados que temían la expansión del sufragio a los inmigrantes chinos, los demócratas del Senado organizaron un ataque furtivo el 5 de enero de 1891. A los demócratas se les dijo en silencio que se reunieran apresuradamente en la cámara. El demócrata Isham G. Harris de Tennessee controlaba el mazo mientras el vicepresidente Levi Morton, un republicano que solía presidir los asuntos del Senado, almorzaba tranquilamente. Mientras los republicanos protestaban airadamente, los senadores reunidos votaron 34 a 29 para eliminar el proyecto de ley de Lodge.

Hoy, los partidos han cambiado, pero la situación es similar. Con la ayuda de grupos nacionales de dinero oscuro como Heritage Action for America, los estados controlados por los republicanos se apresuran a aprobar nuevas restricciones de voto, mientras que los demócratas en el Congreso están impulsando dos proyectos de ley de gran alcance para proteger los derechos de voto y detener muchos de estos esfuerzos. Una vez más, es probable que estos proyectos de ley sean bloqueados por un obstruccionismo del Senado. Los republicanos han denunciado uno de los proyectos de ley, HR 1, en los mismos términos apocalípticos que los demócratas usaron una vez para criticar el proyecto de ley Lodge. Ted Cruz de Texas lo llamó "la pieza de legislación más peligrosa ante el Congreso".

El fracaso del proyecto de ley Lodge es un duro recordatorio de los costos de la inacción, tanto para la democracia como para el partido que apoya el derecho al voto de los negros. Después de su derrota, los demócratas suprimieron el voto negro de manera tan eficiente que obtuvieron el control unificado del gobierno federal en 1893 por primera vez desde antes de la Guerra Civil. Rápidamente derogaron las leyes que se habían utilizado para hacer cumplir la Reconstrucción y proteger el sufragio negro.

“Que todo rastro de las medidas de reconstrucción sea borrado de los libros de estatutos, que los estados de esta gran Unión comprendan que las elecciones están en sus propias manos”, escribieron los demócratas de la Cámara en un informe de 1893. “Respondiendo a un sentimiento universal en todo el país por una mayor pureza en las elecciones, muchos de nuestros estados han promulgado leyes para proteger al votante y purificar la boleta electoral”. Los republicanos de Texas insertaron una frase similar, “preservar la pureza de las urnas”, en un amplio proyecto de ley anti-voto este año y solo se anuló después de que los demócratas señalaron que se remonta a Jim Crow. (La versión final del proyecto de ley de Texas, que habría reducido los métodos de votación utilizados de manera desproporcionada por los votantes negros y marrones y facilitado la revocación de los resultados electorales, fue bloqueada en la Cámara estatal después de que los demócratas realizaron una dramática huelga antes de la fecha límite de medianoche, negando a los republicanos el quórum necesario para aprobarlo).

Tras la adopción del plan de Mississippi y el fracaso del proyecto de ley Lodge, en 1907 todos los estados del sur habían cambiado su constitución para privar de sus derechos a los votantes negros, a través de impuestos electorales, pruebas de alfabetización, requisitos de propiedad y leyes complejas de registro y residencia. El número de votantes negros registrados en Mississippi cayó de 130.483 en 1876 a 1.264 en 1900 en Luisiana, de aproximadamente 130.000 en 1896 a 1.342 en 1904 en los condados Black Belt de Alabama de 79.311 en 1900 a 1.081 en 1901.

A principios de la década de 1900, solo el 7 por ciento de los residentes negros estaban registrados para votar en siete estados del sur, según datos compilados por el historiador Morgan Kousser, y la participación negra cayó del 61 por ciento de la población en edad de votar en 1880 a solo el 2 por ciento en 1912.

“Los blancos del Sur tomaron el fracaso del proyecto de ley Lodge como un visto bueno”, dice Foner. “'El Partido Republicano se ha rendido y, por lo tanto, podemos seguir adelante'”.

Una vez que se quitan los derechos de voto, la historia de la Reconstrucción muestra lo difícil que es recuperarlos. Si el Congreso no actúa, no espere que intervengan los tribunales.

En 1898, la Corte Suprema de EE. UU. Confirmó el plan de Mississippi, a pesar de la clara evidencia de la privación de derechos de los negros y las motivaciones raciales detrás de él. Las disposiciones de la ley "no discriminan a primera vista entre las razas, y no se ha demostrado que su administración real fuera malvada, solo que el mal era posible bajo ellas", escribió el juez Joseph McKenna.

Cinco años después, Jackson Giles, presidente de la Asociación de Sufragio de Hombres de Color de Alabama, desafió la prueba de alfabetización de Alabama en nombre de 5,000 ciudadanos negros en Montgomery. Giles había votado en Montgomery durante 30 años antes de que la nueva constitución lo privara de sus derechos. Sin embargo, la Corte Suprema dijo que no podía hacer nada para ayudarlo. "El alivio de un gran error político, si lo hacen, como se alega, el pueblo de un estado y el estado mismo, debe ser otorgado por ellos o por el departamento legislativo y político del gobierno de los Estados Unidos", escribió el juez Oliver Wendell. Holmes en 1903.

La jurisprudencia de los derechos de los estados de la corte posterior a la Reconstrucción ha sido resucitada por la corte de hoy, que bajo el presidente del Tribunal Supremo John Roberts ha destruido la Ley de Derechos Electorales, se ha negado a revocar la manipulación partidista y casi completamente ha dado la espalda a los esfuerzos para proteger los derechos electorales de comunidades de color. La decisión de 2013 en Condado de Shelby contra Holder—Cuando la mayoría conservadora de la corte dictaminó que estados como Georgia y Mississippi, con un historial de discriminación, ya no necesitaban aclarar sus cambios de votación con el gobierno federal — tuvo un impacto similar a la decisión de Hayes de retirar las tropas federales del sur en 1877 El gobierno federal, estaba claro, había abandonado su compromiso de hacer cumplir las Enmiendas de Reconstrucción a la Constitución.

"Lo único que protege el acceso de las personas al voto es la protección federal, la intervención federal", dice la historiadora de la Universidad Northwestern Kate Masur. "Al menos, ese patrón está claro en la historia de Estados Unidos".

El 17 de marzo de 2021, una semana antes de que Georgia aprobara su ley de supresión de votantes, Raphael Warnock pronunció su discurso inaugural en el Senado de los Estados Unidos. Al igual que Henry McNeal Turner, Warnock fue predicador antes de convertirse en político, y su elección fue seguida por un horrible acto de violencia.

"Elegimos al primer senador afroamericano y judío de Georgia y, horas después, el Capitolio fue asaltado", dijo Warnock a sus colegas. “Vemos en unas pocas horas preciosas la tensión muy viva en el alma de Estados Unidos”.

Cuando nació en 1969, dijo Warnock, Georgia todavía tenía dos senadores archisegregacionistas, Richard B. Russell y Herman E. Talmadge. Después de 1954 de la Corte Suprema Brown v. Tablero de Educación Talmadge predijo que “correrá sangre por las calles de Atlanta” si se elimina la segregación de las escuelas. Cuando al padre de Talmadge, Eugene, el gobernador segregacionista del estado desde hace mucho tiempo, se le preguntó en 1946 cómo mantendría a los negros alejados de las urnas después de que los tribunales federales invalidaran las primarias estatales solo para blancos, tomó un trozo de papel y escribió una sola palabra: "Pistolas".

Warnock señaló que ahora ocupaba el escaño del Senado "donde se sentaba Herman E. Talmadge". Eso fue un progreso, pero la reacción inmediata mostró cuán arraigadas se habían vuelto las fuerzas reaccionarias en la política estadounidense. En ese momento, se habían presentado 250 proyectos de ley a nivel estatal para restringir los derechos de voto. Un mes después, cuando Warnock testificó en una audiencia del Senado sobre “Jim Crow 2021”, el número de restricciones propuestas había aumentado en más de 100, y Georgia estaba en el centro de un acalorado debate nacional sobre la supresión de votantes. “Vengo aquí hoy para enfatizar la necesidad crítica de que el gobierno federal actúe con urgencia para proteger el sagrado derecho al voto”, dijo.

La última vez que sucedió, cuando Lyndon Johnson firmó la Ley de Derechos Electorales de 1965, la comparó con la última batalla por la esclavitud, para reparar no solo el pecado original del país, sino la esperanza fallida de la Reconstrucción. La victoria de la Unión en Appomattox fue "una victoria estadounidense, pero también una victoria de los negros", dijo Johnson. "Sin embargo, durante casi un siglo, la promesa de ese día no se cumplió".

Warnock dijo que pensaba a menudo en lo que hubiera sucedido si la Ley de Derechos Electorales no se hubiera aprobado en 1965, si el país no hubiera intervenido para hacer cumplir la Enmienda 15 después de haber sido ignorada durante tantos años. "Si no hubiéramos actuado en 1965, ¿cómo sería nuestro país?" preguntó a sus compañeros senadores. “Seguramente, no estaría sentado aquí. Solo el undécimo senador negro en la historia de nuestro país. Y el primer senador negro en Georgia. Y tal vez ese sea el punto ".

¿Busca noticias en las que pueda confiar?

Suscríbete al Mother Jones Daily para recibir nuestras noticias principales directamente en su bandeja de entrada.